| | www.codiceinformativo.com

MENU

PUBLICIDAD

»Diócesis de Querétaro también se pronuncia en contra de la NOM-046

Aunque cada persona tiene el derecho a decidir sobre su cuerpo, una embarazada no puede decidir sobre el cuerpo de otro, criticó el obispo Faustino Armendáriz Jiménez



Por: Karen Munguía
Faustino Armendáriz Jiménez

Obispo Faustino Armendáriz/Foto: K. Munguía

Aunque cada persona tiene el derecho a decidir sobre su cuerpo, una embarazada no puede decidir sobre el cuerpo de otro, criticó Faustino Armendáriz Jiménez, obispo de la Diócesis de Querétaro, sobre la iniciativa de reforma de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, que propone hacer obligatorio para estados y municipios garantizar e informar a una víctima de violación sobre la aplicación de la NOM-046, que permite a las mujeres abortar en caso de un ataque de este tipo.

Entrevistado al respecto, el obispo dio a conocer que en Culiacán, Sinaloa, se realizó una jornada en la que se hizo un manifiesto, que calificó como audaz y valiente, en contra de esta reforma, y en la que se contó con apoyo de ginecólogos, para mostrar su inconformidad con esta propuesta pues destacó que un feto a las 12 semanas de gestación ya es un ser vivo, el cual se debe respetar.

“Un niño a las 12 semanas es otro ser vivo. (Derecho a decidir) sobre su cuerpo sí, pero sobre el cuerpo de otro no, aún así el cuerpo de uno es creación de Dios, tienes que respetar, porque si apelamos a la dignidad, que se respete la dignidad personal, nosotros somos los primeros que debemos respetar nuestra integridad interior, cuidando nuestro cuerpo”, mencionó.

Aunque la propuesta busca calificar el aborto cuando se trata de violación como Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), el obispo expresó que se debe discernir e investigar si se trata o no de una violación, aunque, puntualizó, el aborto nunca será una solución pese a que se trate de un embarazo no deseado derivado de un hecho delictivo.

“Es importante que se discierna si realmente es una violación, cuando es una violación se puede considerar el caso; sin embargo, en general, a la persona que va a tener un bebé se le tiene que hacer ver que no es un producto, sino que es en ser humano. Hay que atender a cada caso, porque si solamente te dicen me violaron y hay que comprobar esto a ver qué sucede, pero el aborto nunca será la solución porque es una persona”, agregó.

El obispo de Querétaro calificó esta propuesta como un “asesinato” pues, dijo, un feto es un ser humano y “no una bola de células”, y celebró que esta propuesta no haya sido aprobada gracias a católicos valientes y organizaciones de la sociedad civil.

El pasado 14 de marzo, integrantes del Frente Nacional de la Familia (FNF) también se pronunciaron en contra de esta iniciativa de reforma, pues, de acuerdo con el organismo, de llevarse a cabo las modificaciones, las mujeres o “niñas” podrán solicitar el aborto por caso de violación sin que exista una investigación de por medio.