| | www.codiceinformativo.com

MENU

»Se salva Barreiro: PGR cierra investigación en su contra por lavado de dinero

Según el periódico Reforma, la PGR suscribió un acuerdo reparatorio con Manuel Barreiro en el que este se compromete a no entablar ninguna acción legal para tratar de recuperar el inmueble



Por: Staff Códice Informativo
Bodega Manuel Barreiro

Foto: Archivo

La Procuraduría General de la República (PGR) cerró el caso de investigación por lavado de dinero en contra Manuel Barreiro, esto luego de que el empresario queretano se desistiera a recuperar una nave industrial ubicada en un parque industrial de El Marqués, Querétaro.

Según el periódico Reforma, la PGR suscribió un acuerdo reparatorio con Manuel Barreiro en el que este se compromete a no entablar ninguna acción legal para tratar de recuperar el inmueble.

Además, el empresario rindió un testimonio ante la PGR en el que admite que le solicitaron conseguir a alguien que le “recomprara” al panista Ricardo Anaya Cortés dicha nave industrial, aunque no precisa quién realizó este favor.

De acuerdo con informes del gobierno federal, Barreiro declaró ante la PGR que el 19 de mayo de 2014 su empresa, Park Development S.R.L., le vendió a Juni Serra, de la que Anaya es accionista, el terreno en Querétaro donde luego se construyeron las bodegas.

Los antecedentes del caso indican que después, el 25 de agosto de 2016, Juni Serra vendió en 54 millones de pesos el inmueble, con la nave industrial ya construida, a Manhattan Master Plan Development, la cual recibió financiamiento de Barreiro para concretar la operación.

El acuerdo reparatorio tiene como consecuencia que la nave industrial pase en forma definitiva al patrimonio de la Federación, ya que desde el pasado 20 de abril Luis Alberto López López, testaferro confeso de Barreiro, hizo entrega del inmueble en el municipio de El Marqués, Querétaro, y ahora ya no habrá quién lo reclame.

Una vez que negoció la reparación del daño con la PGR, desde hace varios días Barreiro regresó de Vancouver, Canadá, y reanudó sus actividades en México, sin ningún problema legal.

La acción penal no sólo fue extinguida en su favor, sino también para Juan Carlos y Sergio Reyes García, el arquitecto que compró la nave industrial y el operador de Barreiro, respectivamente, al concluir que no había datos de prueba para acreditar su responsabilidad.

La PGR también archivó la carpeta de investigación contra Juan Manuel Olea Villanueva, mano derecha de Barreiro y director de varias de sus empresas en Gibraltar y Canadá.

A pesar de que todos los involucrados en el financiamiento de la compra y la adquisición de la nave industrial ya no tienen ningún pendiente con la justicia, la PGR no cerró la carpeta de investigación en su totalidad.