| | www.codiceinformativo.com

MENU

PUBLICIDAD

»Llama Protección Civil a no almacenar gasolinas

Este tipo de acciones podría provocar una contingencia mayor, aseguró Fernando Martínez Garza



Por: Gustavo López
Almacenamiento de combustible

Foto: Archivo

Derivado del incremento de las gasolinas, el titular de la Coordinación Municipal de Protección Civil, Fernando Martínez Garza, hizo un llamado a la población a no almacenar combustibles en su domicilio, esto derivado del riesgo que representa para todos.

“No es correcto almacenar, una gasolinera tiene ciertas medidas de seguridad, cuando nosotros la almacenamos en nuestras viviendas, genera un riesgo muy importante para nuestra vivienda y las aledañas; si hay una fuga podría entrar al drenaje, este podría correr por debajo de la ciudad y esto podría provocar un problema importante”, destacó.

Martínez Garza recordó que no está permitido el almacenamiento de combustible en los hogares, asimismo puso como ejemplo el incendio que se dio hace algunos días, donde se almacenaba diésel en una bodega de materiales, situación que hizo se alcanzara una columna de humo importante.

Por otro lado el titular de la Coordinación Municipal de Protección Civil, señaló que hasta el momento se han registrado un total de 12 incendios en lo que va del año, de los cuales tres se han registrado en viviendas, sin embargo no se han presentado decesos a causa de esta situación.

“Ayer, inclusive, un incendio en un pastizal, se dejó correr un poco hasta que se pudo cortar, no podemos exponer a los bomberos a que ingresen a un pastizal en la noche, hemos tenido algunos, tiene que ver con varios factores, uno de ellos es que estamos en época de frío y no ha llovido, se seca un poco el pasto y cualquier situación lo puede encender”, explicó.

Añadió que en casas la principal causa son cortos circuitos y fugas de gas. De la misma forma señaló que hasta el momento no se han registrado incendios en sembradíos. Por último recordó que el día de ayer se apoyó en el siniestro que se presentó en una granja de Bachoco, en los límites de Querétaro y Guanajuato.