| | www.codiceinformativo.com

MENU

»Macri resta gravedad a ataque contra su vehículo y dice fue “circunstancial”

Se encontraba este miércoles encabezando un acto en la localidad de Villa Traful, en la provincia patagónica de Neuquén, cuando uno de los automóviles de su comitiva, que estaba estacionado, fue atacado con piedras



Por: Staff Códice Informativo
Macri

Foto: EFE/PRESIDENCIA ARGENTINA

EFE

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, restó hoy importancia al ataque con piedras que sufrió este miércoles un vehículo de su comitiva durante un acto en el sur del país y aseguró que aunque están “ocupados en el tema” de su seguridad, el ataque fue algo “circunstancial”.

En una entrevista con la radio Cadena 3, el mandatario argentino explicó que los atacantes eran “un grupo muy chico”, de quince personas, y que su “actitud violenta” fue algo imprevisto.

“Estamos ocupados en el tema. A lo largo del año hemos recibido permanentemente amenazas por las redes, por cartas”, precisó el presidente, antes de apuntar que “hay todo un equipo de gente” trabajando por su seguridad, aunque los ataques de ayer son algo distinto porque “fue algo circunstancial”, obra de una minoría intolerante.

Macri se encontraba este miércoles encabezando un acto en la localidad de Villa Traful, en la provincia patagónica de Neuquén, cuando uno de los automóviles de su comitiva, que estaba estacionado, fue atacado con piedras.

Pocas horas después, la policía neuquina localizó una cabaña donde se escondían los presuntos agresores e identificó y trasladó a a siete personas, según detalló el Ministerio de Seguridad de Neuquén en un comunicado.

En la cabaña se encontraron elementos que vinculaban al grupo con una sección provincial del sindicato Asociación de Trabajadores del Estado (ATE).

“Fue imprevista su actitud violenta e imprevista del líder sindical que se adjudica el escrache como algo razonable. Esos son niveles de intolerancia contra los cuales tenemos que luchar para erradicarlos en Argentina”, dijo hoy el presidente.

Macri consideró que el ataque es consecuencia de algo que no piensa “resignar”, el “estar en contacto con la gente”.

“Para mí es fundamental estar con la gente especialmente en un año difícil como este”, señaló, antes de reiterar su confianza en que poco a poco Argentina vaya construyendo un “espacio de convivencia distinto”.

El de ayer no es el primer incidente de este tipo que sufre el jefe de Estado.

Ya el pasado 12 de agosto, Macri, que asumió la Presidencia en diciembre de 2015, sufrió abucheos en la ciudad bonaerense de Mar del Plata.

Finalizado el evento, un grupo aislado de personas concentradas en el lugar profirió insultos contra él e incluso se lanzaron algunas piedras contra los automóviles, lo que llevó a la detención de cuatro menores que luego fueron liberados.