×

Opinión



Secciones




El invierno se despide con un eclipse solar; duró casi 3 minutos

Por Staff Códice Informativo - 20/03/2015

Pudo ser visible en algunos países del norte de Europa

 El invierno se despide con un eclipse solar; duró casi 3 minutos

Este viernes, la Luna se interpuso por unos minutos entre el Sol y la Tierra, provocando el primer eclipse solar del año. Durante 2 minutos y 47 segundos, los remotos archipiélagos de islas Feroe, región autónoma del reino de Dinamarca, y Svalbard, que hace parte del reino de Noruega, vieron cómo nuestra estrella fue colmada por la silueta de la Luna. Las nubes, sin embargo, impidieron disfrutar al máximo de este fenómeno.

Se trató del único eclipse total del 2015, aunque para el 13 de septiembre se espera otro, que será parcial. La ocultación comenzó al sur de Groenlandia y terminó casi en el Polo Norte. En algunas zonas de Europa, el norte y el este de Asia, así como el norte y el oeste de África, fue parcial, es decir que se vio cómo la Luna cubrió una parte del Sol.

El astrofísico colombiano Santiago Vargas, profesor investigador del Observatorio Astronómico de la Universidad Nacional, explica que los eclipses se dan por los movimientos del sistema solar, en particular el de la Tierra alrededor del Sol y el de la Luna alrededor de la Tierra.

Dados esos movimientos celestes hay momentos cada cierto tiempo en que la Luna se interpone entre el Sol y la Tierra”, añade.

En Sudamérica no se pudo apreciar debido a que la rotación propia de la Tierra, la que marca el día y la noche, tuvo a este lado del mundo en la cara opuesta al Sol.

Un eclipse especial

Este año, el eclipse solar total fue especial, pues ocurrió horas antes del equinoccio, el momento en que el Sol cruza la línea imaginaria que divide la Tierra en dos mitades y que hace que el día y la noche tengan la misma duración. 

Además, se dio durante el perigeo lunar, el punto de mayor cercanía de nuestro satélite con la Tierra. Según el astrofísico Vargas, esto produce un efecto que hace ver Luna más grande que el disco solar y una franja de totalidad más amplia.

Para los astrónomos, un eclipse es la oportunidad de estudiar detalles del Sol. “Cuando se tapa el disco solar se puede estudiar la radiación más débil que viene de la parte externa de la estrella: la corona”, señala Vargas.

Esta tiene una temperatura de millones de grados y es donde se producen algunos de los eventos explosivos de la atmósfera solar, que en algún momento llegan a afectar las comunicaciones e incluso las redes eléctricas en la Tierra.

La Agencia Espacial Europea difundió un video en cámara rápida del fenómeno:

Aquí algunas fotografías publicadas por la Agencia Espacial Europea en su cuenta de Twitter @esa:

 


 


 


Otras notas



De nuestra red editorial