×

Opinión



Secciones




Reforma religiosa va contra Estado laico: académicos

Por Staff Códice Informativo - 22/04/2012

Se prevé que la discusión de la reforma al artículo 24 constitucional se realice en el Congreso local, aunque aún no hay fecha para ello

 Reforma religiosa va contra Estado laico: académicos

Universitarios ofrecieron la conferencia ¿Qué es una verdadera libertad religiosa? en la que integrantes de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) y participantes de la sociedad civil, reflexionaron en torno a la iniciativa de reforma al Artículo 24 constitucional –en materia religiosa-, la cual fue aprobada por el Congreso de la Unión y ahora será turnada a las legislaturas estatales para ser evaluada.

La última reforma al Artículo 24 de la Carta Magna, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 28 de enero de 1992, dice textualmente: “Todo hombre es libre para profesar la creencia religiosa que más le agrade y para practicar las ceremonias, devociones o actos del culto respectivo, siempre que no constituyan un delito o falta penados por la ley. El Congreso no puede dictar leyes que establezcan o prohíban religión alguna. Los actos religiosos de culto público se celebrarán ordinariamente en los templos. Los que extraordinariamente se celebren fuera de éstos se sujetarán a la ley reglamentaria”.

Al respecto, la directora de la Facultad de Filosofía, Blanca Gutiérrez Grageda, aseguró que tal Artículo “es garantía de convivencia sana y pacífica, de tolerancia y respeto entre los ciudadanos. Lo que la iniciativa de reforma se propone no es ampliar la gama de libertades, sino minar las bases del Estado laico y por ende, atentar en contra de los derechos de los grupos minoritarios”.

De acuerdo con un comunicado de la UAQ, la académica señaló que el argumento de las libertades religiosas no es un tema central de la agenda nacional, pues indicó que es más urgente impulsar la reforma del sistema de administración y de justicia, y discutir la Reforma del Estado, ésta al próximo festejo del primer centenario de la Constitución Política de 1917, “debemos centrar tiempo, energías y propuestas a redefinirnos como sociedad, como país y como nación”.

Lo que se busca con esta reforma indicó “es ampliar esa libertad y abrirles espacios a los grupos confesionales, donde hasta la fecha les están restringidos: en las escuelas y en la educación, en los medios de comunicación masiva y en los espacios públicos como calles y plazas”.

Lo anterior, agregó, implicaría la revisión de los Artículos constitucionales 3°, 5°, 10° y 27°, así como a la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público, tal como se anuncia en el Decreto que fue aprobado. Enfatizó su preocupación por la posibilidad de reformar el Artículo 3° que establece la educación laica, ya que la iniciativa propuesta señala explícitamente “el derecho de los padres a educar a sus hijos de acuerdo a sus convicciones religiosas aún dentro de la escuela pública”.

La funcionaria de esta Casa de Estudios señaló que aprobar esta propuesta es retroceder históricamente en materia de derechos ciudadanos, de secularización y laicidad, que se avivarán tensiones y polarizará aún más a la sociedad mexicana.

Solicito y demando a los diputados locales que asuman con responsabilidad esta decisión y que no voten atendiendo intereses políticos de grupos o de partidos. No podemos introducir nuevos elementos polarizantes en nuestra sociedad, ya de por sí fracturada, polarizada y desarticulada. Esta iniciativa de reforma representa una irresponsabilidad histórica de quienes la están promoviendo”, manifestó.

Javier Méndez Pérez, docente de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, se refirió a la obra Atlas de la diversidad religiosa en México, de la antropóloga Reneé de la Torre, quien a través de un estudio demostró que a partir de 1950 a la fecha, la iglesia católica ha perdido feligresía y la población que se declara católica cada vez es menor.

De tener 97 por ciento de la población registrada como católica en 1950; pasó a 83.9 por ciento. Ese porcentaje disminuyó 14 puntos en el transcurso de 60 años, en un país de más de 100 millones de habitantes, lo cual implica que alrededor de 15 millones de habitantes en México no se declaran como tal”, explicó Méndez Pérez.

El profesor dijo que “una modificación al artículo 24 constitucional sentaría las bases sobre las cuales la iglesia pudiera tener mayores prerrogativas legales para imponer cotos a esta pluralidad que de facto ya se está dando. Esa es la interpretación que tengo, evidentemente hay muchas más. Se sigue representando ese doble discurso”.

Méndez Pérez concluyó que “mientras por un lado las cúpulas en el poder negocian posiciones, por otro la sociedad se ve cada vez más abierta, más laica. Y es muy probable que en el futuro tengamos una iglesia que recupera posiciones políticas pero que sigue perdiendo posiciones sociales”.


Otras notas



De nuestra red editorial