Sin “bullying” legislativo, las revelaciones del secretario de salud.


Por Andrés González el 13/10/2020
 Sin “bullying” legislativo, las revelaciones del secretario de salud.

Foto: Prensa Legislatura

El velo de las comparecencias a los secretarios del gabinete de trabajo del gobernador Francisco Domínguez con motivo del V Informe de Gobierno, se comienza […]

El velo de las comparecencias a los secretarios del gabinete de trabajo del gobernador Francisco Domínguez con motivo del V Informe de Gobierno, se comienza a descorrer.

Las comparecencias son todo aquello que no se dijo en el Informe; se canalizan ahí todas las dudas de los 25 diputados – más, las de la oposición – que se guardaron de las respuestas de los grupos y fracciones y a estas también se suman todos los reclamos y dudas que los diputados recogen en sus recorridos.

Y ayer se dieron las primeras tres: Desarrollo Sustentable; Desarrollo Agropecuario y la muy interesante de Salud. La hora y media para cada una de estas, resultó a todas luces insuficiente.

Por la pandemia encima – ya se lo imaginará usted – la poca o nula aparición en público cuando esta arrecia de parte de su titular, el Dr. Julio César Ramírez Argüello, fue la que más jaló el interés.

Y los números generales son los siguientes:

Preguntaron 11 diputados, de los cinco grupos legislativos y una fracción; al señor secretario le llovió la friolera de alrededor de 50 preguntas, de todo tipo; complacientes, necesarias otras, exigentes las más; de esas 50 preguntas, solo respondió once, no porque no haya querido, sino porque el tiempo de 90 minutos se terminó.

Y estas preguntas se pueden dividir en tres grandes grupos.

La generalidad de las complacientes las hizo el Partido de Acción Nacional. Son el grupo mayoritario y tienen el mismo origen partidista que el titular del Ejecutivo.

Las que cumplieron dudas razonables, sin importar grupo legislativo.

Y las punzantes que fueron varias; resumidas en los grupos de MORENA y el Partido Revolucionario Institucional. De MORENA destacaron las de la diputada Fabiola Larrondo; las del PRI, las muy picudas del diputado Hugo Cabrera pero también las muy numerosas – solo de ella fueron 14 – de la diputada Karina Careaga, que preside en la LIX legislatura la comisión de salud.

Y todas, absolutamente todas, dentro del respeto en el lenguaje y la expresión, para el señor secretario. Sin “bullying” de parte de nadie… ni de molestar siquiera.

De lo dicho por el Dr. Ramírez Argüello, sobresale lo siguiente:

“El cobro excesivo de los hospitales privados – que piden solo para ingresar arriba de los 500 mil pesos, según lo señaló la diputada Elsa Méndez – entra la ley de la oferta y la demanda, desgraciadamente. En los hospitales privados, secretaría de salud prácticamente no tenemos ninguna injerencia en cuestiones del cobro. Si en la verificación para que cumplan con las normas y las reglas. En base a los cobros sería con la Procuraduría Federal del Consumidor, PROFECO”.

Las del diputado Hugo Cabrera fueron varias. “Qué bueno que está por aquí” le dijo para abrir.

“Ofrecí ya una disculpan por una de mis declaraciones…pero hasta el día de hoy no se ha dejado de atender a ninguna queretana o queretano o a ningún ciudadano mexicano o extranjero. Se ha tenido la capacidad hospitalaria suficiente para poder atenderlos. Si fue un mal comentario de mi parte, lo reconozco y lo acepto”.

“Gobierno del estado tiene toda la infraestructura hospitalaria que se previó con tiempo para esta contingencia…al día de hoy no se ha rechazado a ningún paciente, aun cuando el derechohabiente venga de alguna otra institución, se le da la atención, hasta que se da de alta”.

Y de su ausencia, responde:

“Si, no hemos aparecido porque hemos estado trabajando en las oficinas…en México, con autoridades del INSABI y de la Secretaría de Salud, con regulación sanitaria a nivel federal y se han hecho algunos recorridos en los hospitales. No soy persona que me gusta la foto ni el protagonismo”.

Pero también tocó –por pregunta de Hugo Cabrera – el denunciado y muy común hostigamiento laboral.

“Déjeme decirle que yo nunca ha hostigado a nadie y nadie de mi equipo de trabajo ha hostigado a alguien…y porque viniendo desde abajo, sería muy incorrecto de mi parte poder hostigar a alguien. Cuando uno sabe que está ahí y dentro de una terapia intensiva y que sabe que el próximo paciente puedes ser tú…sería una irresponsabilidad de mi parte”.

Y agrega que si alguien tiene alguna queja en contrario, que se lo digan.

“Las puertas de la secretaría están abiertas…”

Y también abordó el tema del semáforo:

“El lineamiento – y tal vez sea malo decirlo – venía desde el nivel federal. Posteriormente fueron cambiando las definiciones, las expectativas y se cambian las definiciones operacionales. Al día de hoy, estamos abiertos para la toma de la prueba. Se ha incrementado el muestreo si, y si busco más, encuentro más, pero la idea es que cuando yo los detecte, tenerlos en una vigilancia epidemiológica, tenerlos aislados o si es necesario, mandarlos al hospital. Por eso en estas dos semanas se ha incrementado el número de casos. Estamos buscando con toda intensión al virus; a pacientes asintomáticos se les ha llegado a tomar pruebas. De esos tenemos alrededor del 10 al 12 por ciento de positividad”.

“El semáforo…sigue siendo con vigilancia centinela. Mi capacidad hospitalaria ha bajado, llegamos a tener un pico de 269 pacientes…al día de hoy son 176 pacientes. Eso nos da cierta holgura el poder abrir ciertas actividades, con los aforos permitidos, con la vigilancia sanitaria.

“Establecimiento que no cumpla con el aforo ni las medidas ni los protocolos, obligatoriamente se tendrá que cerrar”.

Y habló del INSABI, “que llegó hasta hace tres semanas…para aceptarlo”; del desabasto de medicina, “ y del 68 por ciento que teníamos, estamos al 92 por ciento”. Y agrega: “el desabasto es a nivel nacional”.

El tiempo se terminaba- la hora y media – quedando todavía muchas preguntas sin contestar.

Ya vendrá – creo – lo que diga el personal de salud.

Y el ciudadano.

Ver todas las columnas de Andrés González

Nuestra red editorial


Codicegrafía
Educación a distancia, un reto para los profesores durante la pandemia
EnBici.life
Mauricio Ochmann: Bajo el reflector
Pesos y Centavos
¿Qué hacer si aún no puedo pagar mi crédito?
Códice Informativo
Conoce el área COVID del Hospital General de Querétaro