| | www.codiceinformativo.com

MENU
Especialista y consultor en asuntos internacionales, Presidente de la Cámara de Negocios Kazajstán-México y Delegado de KFA en el país. Con experiencia de vida en 21 países de América, Europa, África, Asia y Oceanía, lugares en que ha mantenido los más altos contactos. Ha sido también colaborador de publicaciones en Forbes, NYT y Foreign Affairs.

»El Reino Unido tiene nuevo primer ministro

El populista responsable del Brexit es el nuevo líder del país desde el 24 de julio



Por: Eduardo Magaña
photo_2019-07-25_13-05-06

Boris Johnson acaba de ganar la carrera para convertirse en el nuevo primer ministro del Reino Unido. El Partido Conservador anunció que sus miembros habían votado a favor de Johnson para suceder a Theresa May como líder de esta agrupación política: derrotó a su rival Jeremy Hunt por más de 45 mil votos.

El 24 de julio Boris Johnson se convirtió en el primer ministro de Gran Bretaña. Es un momento que se veía venir durante años, que el llamado Brexit (la salida del Reino Unido de la Unión Europea) hizo casi inevitable.

Alexander Boris de Pfeffel Johnson es un miembro del establishment británico de principio a fin: como historiador y periodista, su política y su persona se ha inspirado en los políticos populistas de la difunta República romana. Es un miembro de la élite británica que, en su insaciable sed por obtener el puesto político/público más alto de su país se ha dedicado a distraer, entretener y azotar a la gente fingiendo ignorancia y rompiendo las reglas políticas… suena conocido

Johnson forjó su reputación como periodista; sus distorsiones y faltas a la verdad formaron actitudes derechistas británicas hacia Europa en la década de los noventas. Por ejemplo, recientemente habló de las supuestas grandes injusticias de las regulaciones de la UE hacia el Reino Unido. Más tarde se desmintió, señalando que dicha regulación en realidad había sido introducida por Gran Bretaña.

Pero eso no parece molestar a Johnson, ni a la mayoría de los populistas, sean de derecha o de izquierda. La distorsión es más interesante que la realidad, y en la era de las noticias falsas o “fake news” (Trump dixit), así como los “otros datos”, el daño está hecho, la mentira se convierte en la verdad.

Hay una teoría de que Johnson nunca quiso que sucediera el Brexit. Se convirtió en el principal “brexiteer” durante el referéndum de la UE, rompiendo con su amigo de infancia, en aquel entonces Primer Ministro, David Cameron.

Según la teoría, Johnson nunca pensó que la salida de la Unión Europea triunfaría en el referendo, esperando poder reemplazar a Cameron, una vez que hubiera fracasado dentro del Partido Conservador a causa del mismo. Johnson es visto como el gran brexiteer y ha prometido salir de la Unión Europea el 31 de octubre, aún si eso significa salirse sin acuerdo; incluso, si es necesario dar el paso extraordinario, y sin precedentes, de suspender el parlamento y actuar por decreto. Preocupante.

Las formas de Johnson de romper reglas son cada vez más oscuras. El fanatismo que ha usado es notorio y la división y el racismo que ha incitado en el Reino Unido de la Gran Bretaña son similares a la que nuestro vecino del norte ha explotado para su reelección, y nuestro presidente ha usado para polarizar a la sociedad a su favor. Johnson está desesperado por una relación más cercana con los Estados Unidos.

El futuro primer ministro es deliberadamente imposible de definir. No se puede confiar en nada de lo que él dice, y su mentira parece patológica. Pero lo que está claro es que, al igual que Trump, o incluso nuestro presidente, es un político sin las restricciones normales, líneas rojas o límites. Él hará cualquier cosa para mantener el poder. Y con el nuevo partido Brexit de Nigel Farage que amenaza con dividir el voto conservador, hará virar con mucho mayor fuerza hacia la derecha.

Si agregamos las credenciales e historia derechistas de Johnson, y su deseo de alinearse con los “hombres duros” del nuevo orden mundial, la mesa está puesta para que la política del populismo autoritario continúe en Gran Bretaña.

Un gobierno liderado por Boris Johnson, en mi opinión, hará que el péndulo gire a la izquierda y Jeremy Corbyn, un populista de izquierda, llegue al poder. El desenlace lo veremos en los próximos meses y años.