“Cuando el tiempo se rompió”, el arte pospandémico llega al MACQ


Por Mánelick Cruz Blanco el 18/11/2022
 “Cuando el tiempo se rompió”, el arte pospandémico llega al MACQ

Bestabeé Romero expone una galería que reflexiona sobre la pandemia, la migración y los duelos producto de la violencia

Reflexiones sobre la pandemia, migraciones y la violencia que ha cimbrado el país son parte de los que se encontrará en “Cuando el tiempo se rompió”, exposición de la maestra Betsabeé Romero y que se inauguró esta noche en el Museo de Arte Contemporáneo de Querétaro, y que viene directamente desde la Ciudad de México.

“El que no esté sola habla de que ni un artista contemporáneo tiene que colaborar, todo viene del antes y, en este caso, mi trabajo se trata de darle nuevo significado a las cosas más comunes y compartirlo con todos, y no solo con las élites, me da gusto que una exposición de la Ciudad de México llegue a Querétaro”, puntualizó la artista.

La exposición, patrocinada por Michelin, incluye varias obras con llantas de tractores y mini go-kart, la cual consideró un placer tener esta colaboración “virtuosa”, como destacó Valeria Bladés, representante de sustentabilidad de Michelin, y consideró que existe un antes y un después de la pandemia, por lo que hay que reinventarse, recordando que la estrategia empresarial buscar el equilibrio entre las personas, las ganancias y el planeta, por lo que agradeció por la elección de sus llantas.

Con esta muestra, se conmemora el cuarto aniversario del MUAQ, donde se verá plasmado lo que está pasando hoy y lo que preocupa en la actualidad y cómo pasarlas a un estado de gozo y en el que disfrutamos.

Ventanas de autos intervenidas. Ventanas accidentadas. En el país se nos ha roto el parabrisas y hay que partir del accidente, desde lo roto y lo fracturado que hay que volver a levantarlo todo. Un mosaico hecho de la fractura, aún no cicatrizan las cosas pero hay una voluntad de darle forma a la realidad.

Al respecto, la artista consideró que en sus obras se plasma cómo el hombre tomó el camino más incorrecto que fue la guerra, en las pinturas se expresa un caos con respecto a los elementos, representando lo que está en juego, la naturaleza y la vida.

Además, se inspiró en iconográfica prehispánica y mestiza y recuerda que la particularidad del individuo y las culturas, como guardianes de la vida y las cosmovisiones de respeto a la humanidad y la naturaleza, en contraposición con la naturaleza.

Asimismo, en su exposición se destaca la violencia y el duelo, estando de un lado los papeles picados y es un material tan frágil que es el epitelio de la tradición, de algo que uno y hace colectividad y nos da sentido en vida comunitaria. Asimismo, hace una analogía al entrenamiento de las armas de fuego y la muerte que se refleja tras la industria armamentista, el sublimar la muerte y acompañarlas en una tradición de Día de muertos.

Nuestra red editorial

CodiceInformativoLogo
UAQ trabaja a favor del río Santa María III