El confinamiento, catalizador de la violencia doméstica


Por Paulina Rosales el 01/06/2020
 El confinamiento, catalizador de la violencia doméstica

Foto: Especial

Contrario a lo que se podría esperar, los hogares, en lugar de ser un espacio seguro para las mujeres, niñas y niños, es en donde a veces mayor violencia reciben

En 45 días de contingencia por el COVID-19, los reportes de violencia familiar a la línea de emergencias 911 se han incrementado un 9.88 por ciento, de acuerdo con el Centro de Justicia para las Mujeres de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC).

Esta cifra, de acuerdo con la activista Alejandra Martínez Galán, revela que los hogares, en lugar de ser un espacio seguro para las mujeres, niñas y niños, es donde mayor violencia reciben.

La representante de la Asociación Queretana de Educación para las Sexualidades Humanas (Aquesex), señala que la violencia familiar en México durante el confinamiento, ha tenido un repunte de “niveles terribles”, por lo que tendría que haber una respuesta estructural y a largo plazo para frenarla.

“Esa romantización que se ha hecho desde hace mucho tiempo, y por parte de ciertos sectores de la derecha o la ultraderecha, del ámbito familiar (…) y estas cifras nos vienen a mostrar que, el lugar donde las personas, las mujeres, niñas, niños, adolescentes, jóvenes tendrían que sentirse a gusto, tendrían que sentirse libres, tendrían que sentirse seguros y seguras, al contrario, es el lugar donde más reciben violencia”, alertó.

Miriam Graciela González Serrano, coordinadora general de Centro de Justicia para las Mujeres de la SSC, explica que la violencia familiar afecta a los diferentes estratos sociales y puede incluir desde agresiones físicas hasta violencia psicológica con amenazas, insultos o humillaciones, y que podrían poner en riesgo la integridad de la persona.

“Dentro de la violencia familiar, también podemos tener violencia patrimonial o económica (…). Estamos hablando que la violencia familiar no es en específico una sola conducta, pueden converger varias”, dijo.

De acuerdo con González Serrano, a raíz de la contingencia sanitaria se creó el programa de Atención Interinstitucional a la Violencia Familiar, mismo que, a través de 108 áreas operativas, atiende a las mujeres víctimas de este delito. Enfatizó que cualquier víctima de violencia puede comunicarse a la línea de emergencias 911 o a la línea TEL MUJER 2 16 47 57.

Marzo, el mes más violento en las familias

A pesar de que el 8 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer, y que este año se le dio especial énfasis a combatir la violencia contra este sector de la población en los distintos ámbitos en los que se desenvuelve, los números muestran que fue precisamente este mes el que más violencia tuvo al interior del seno familiar

De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Publica, hasta abril de este año se levantaron mil 228 denuncias por violencia familiar en Querétaro; las cifras más altas corresponden a marzo, con 374 carpetas de investigación, seguido de abril, con 300; febrero, con 295, y enero, con 259 denuncias.

En este sentido, Martínez Galán señaló que el confinamiento pone en evidencia la imposibilidad de los varones de gestionar sus emociones, aunado al sentimiento de frustración que pueden experimentar por dificultades económicas o al no poder salir.

UAQ crea red de acompañamiento para víctimas

Durante la contingencia sanitaria, en la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) la colectiva de jóvenes feministas de la Facultad de Derecho inició la Red de Acompañamiento en Contingencia, la cual, de acuerdo con los datos más recientes expuestos por la rectora de la institución, Teresa García Gasca, ha brindado alrededor de 50 atenciones.

De acuerdo con la Red de Acompañamiento en Contingencia al corte del 21 de mayo, se atendieron 27 casos de violencia familiar, cinco en el noviazgo y el resto corresponden a un caso de conflicto vecinal, o bien asesorías sobre requisitos para el divorcio, entre otros.

No obstante, señalan que se han registrado menos casos de violencia en la comunidad universitaria. Actualmente, se le da seguimiento a uno que se encuentra en la Unidad de Atención de Violencia de Género (UAVIG) de la UAQ y dos estudiantes reportaron violencia, sin embargo, los agresores no son de la Universidad. Hasta el momento, no se han recibido casos de violencia extrema que ameriten albergue para las víctimas.

De acuerdo con la Red de Acompañamiento de la UAQ, se sigue un protocolo para identificar el riesgo que corren las mujeres víctimas de violencia, dependiendo su capacidad económica, su lugar de residencia, si cuentan con una red de apoyo de amistades o familia, si viven con el agresor o si tienen antecedentes de denuncias.

Con base en la situación de riesgo y el perfil del agresor, además de acompañamiento psicológico, se les pide a las mujeres que identifiquen áreas de escape dentro del domicilio, que memoricen al menos un número de emergencia, y que resguarden datos personales, entre otras medidas de seguridad.

Para comunicarse con las especialistas de la UAQ, las mujeres que vivan esta situación pueden comunicarse al 442 783 08 68, al 442 446 53 23, 418 109 50 40, 442 367 57 67 y el 442 332 39 05.

Nuestra red editorial


Codicegrafía
Negligencias durante la pandemia: las otras muertes del COVID-19
EnBici.life
Roberto Carlo: a flor de piel
Pesos y Centavos
¿Los billetes son fuente de contagio?
Códice Informativo
El confinamiento, catalizador de la violencia doméstica