×

Opinión



Secciones




Qatar 2022, en invierno

Por Staff Códice Informativo - 19/03/2015

El Mundial de futbol se disputará entre noviembre y diciembre; la final será el 18 del último mes de ese año, debido a las altas temperaturas en verano en medio oriente

 Qatar 2022, en invierno

 

El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, informó que el Mundial de Qatar 2022 se disputará entre noviembre y diciembre, y la final será el 18 del último mes de ese año.
Tras muchas discusiones, polémicas y hasta acusaciones de sobornos, el Mundial de Qatar tendrá que disputarse en los meses invernales por el calor que hace en ese país en la época veraniega.
Nunca en la historia se ha disputado una Copa del Mundo en invierno.
El vocero de la FIFA, Walter De Gregorio, confirmó el día de la final, pero no dijo cuándo empezará el torneo. Indicó que el comité ejecutivo del organismo prefiere un campeonato de 28 días, lo que significa que el partido inaugural sería el 21 de noviembre.
Al rechazar la propuesta de la UEFA de jugar la final el 23 de diciembre, el comité se inclinó por disputar el partido por el título en el día nacional de Qatar.
Un Mundial de 28 días sería cuatro días más corto que de costumbre, y abrevia el período que los clubes tendrían que liberar a sus futbolistas para competir con las selecciones.
Cuando consiguió la sede en diciembre de 2010, Qatar se comprometió a organizar el torneo en las tradicionales fechas de junio y julio con estadios climatizados, pero luego surgieron preocupaciones por el agobiante calor del verano en esa zona del Golfo Pérsico.
En días anteriores el secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, aseguró que las ligas europeas tienen siete años para reajustar los calendarios ligueros antes de la celebración de la cita mundialista prevista para finales de noviembre y diciembre.
Según el responsable de la FIFA, “no habrá ninguna compensación (para los clubes europeos), puesto que aún quedan siete años para reajustar los calendarios”.
La Asociaciones Europeas de Clubes y Ligas Profesionales, ECA y EPFL, respectivamente, mostraron su oposición a la propuesta por el perjuicio para las competiciones domésticas y para los propios clubes que reclamaron una compensación.

 


Otras notas



De nuestra red editorial