¿En serio todo es por la Cámara de Diputados?


Por Arturo Maximiliano García el 22/06/2020
 ¿En serio todo es por la Cámara de Diputados?

La campaña hacia las elecciones intermedias parecen haber arrancado. De acuerdo con algunos analistas políticos el banderazo de salida lo dio el propio Andrés Manuel […]

La campaña hacia las elecciones intermedias parecen haber arrancado. De acuerdo con algunos analistas políticos el banderazo de salida lo dio el propio Andrés Manuel López Obrador, a su estilo y con su peculiar forma de plantear las disyuntivas para el electorado. El efecto de estás conmigo o contra mi, así como su planteamiento de que debería de haber sólo dos partidos, uno liberal que el y sus aliados representarían y otro conservador integrado por el resto de la oposición fue un anzuelo que varios políticos picaron entre la calentura y la inexperiencia.

Las elecciones intermedias son importantísimas para todos los partidos, ya sea en su consolidación o incluso para evitar su desaparición, pero también para el proyecto de nación del presidente, donde además de la cámara de diputados estará en juego la recomposición política de algo así como 30 entidades, entre las que se encuentran 15 gubernaturas, lo que conformará el escenario político rumbo a la elección presidencial de 2024. Pareciera que falta mucho, en realidad muchos de los actores, de un lado y otro no lo ven igual.

Según los analistas todos los esfuerzos del partido en el gobierno estarán puestos en lograr conservar la mayoría calificada en la cámara de diputados, con la suma de las curules obtenidas junto con los aliados y de preferencia sin ellos, lo cual no se ve hoy nada fácil. Se dice que es esencial para lograr reformas constitucionales, pero en realidad ni siquiera se ha precisado, por quienes dicen que esto es el gran juego del 2021, cuáles son esas reformas constitucionales que quiere la 4T para el periodo 21-24.

Si todo radicara en unas supuestas modificaciones constitucionales, para qué esperar después de las elecciones de 2021, cuando hoy se cuenta con esa mayoría calificada en la cámara baja con los partidos aliados, así como con la mitad más uno de los congresos locales. El obstáculo es y será por todo el sexenio el Senado. Si bien no es fácil, la fórmula del presidente sería acelerar sus iniciativas de reformas constitucionales y pasarlas en el próximo periodo legislativo, consiguiendo votos de la oposición en el Senado, como ya lo ha hecho, cabildeando voluntades individuales, partiendo a cualquiera de los dos principales partidos PAN Y PRI, lo que no sería nuevo.

¿Cuáles son esas reformas que se está reservando para después del 2021? ¿la aprobación de la reelección presidencial? Me parece que esto último sólo es un espantapájaros de la oposición, pero siendo realistas y prácticos, sería más fácil intentar meter hoy, por parte del gobierno federal, como iniciativas preferenciales, la agenda legislativa que necesite mayoría calificada para reformas constitucionales, que esperar los resultados de las elecciones intermedias. ¿Qué es realmente indispensable para AMLO para el 2021? Lograr la mayoría simple para conservar el poder de aprobar el presupuesto. Si se pierde la mayoría del cincuenta más uno, entonces si tendrá que cogobernar AMLO con la oposición en su segunda mitad como mandatario, ya que el control del dinero está en la cámara de diputados.

¿Sólo quiere ganar diputaciones Morena? Por supuesto que no se puede pensar en partir de ese error, incluso por lógica de la derrama de votos. Los candidatos a las gubernaturas y alcaldías serán los que atraigan en realidad los votos para ganar esas diputaciones federales que se supone son la prioridad. Por ende, sólo candidatos ganadores a las gubernaturas o presidencias municipales en las grandes ciudades serán capaces de jalar a los candidatos a diputados federales que ayuden a conformar la mayoría deseada.

Un común error en el diagnóstico de los analistas desde el centro es pensar que Morena sólo es gobierno y los demás sólo son oposición. Recordemos que, en la gran mayoría de los estados y municipios del país, la oposición sigue siendo Morena y puede capitalizar que los gobiernos locales y municipales tienen su propio desgaste. Serán elecciones de coyunturas locales muy focalizadas en lo inmediato, lo palpable políticamente hablando para los ciudadanos, no lo macro. La campaña ya inició, los objetivos pudieran ser controlar los estados, para Morena u oposición, para de ahí construir las plataformas locales hacia lo nacional en el 21 y el 24.

Ver todas las columnas de Arturo Maximiliano García

Nuestra red editorial


Codicegrafía
Un ataque con ácido casi destruye su rostro; hoy Gloria lucha por justicia y por recobrar su salud
EnBici.life
Roberto Carlo: a flor de piel
Pesos y Centavos
Septiembre, mes del testamento
Códice Informativo
Conoce el área COVID del Hospital General de Querétaro