El sexto día


Por Andrés González el 23/06/2020
 El sexto día

Foto: Municipio de Querétaro

Cuando en Querétaro caminamos en el sexto día de la “nueva realidad” y dentro del semáforo naranja – aun cuando en la federación nos tienen […]

Cuando en Querétaro caminamos en el sexto día de la “nueva realidad” y dentro del semáforo naranja – aun cuando en la federación nos tienen como rojo – comienzan a salir los primeros números de este cambio de reapertura laboral y se están recogiendo los primeros buenos resultados.

Resulta que ese día – miércoles 17 de junio – fueron reabiertos al menos 9 mil 500 negocios considerados no esenciales y que en el municipio de Querétaro regresaron a su trabajo más de 86 mil queretanos – y que además se notó el aumento de movilidad – cubriendo en lo general los protocolos de sanidad recomendados por las autoridades sanitarias del estado.

Estos números fueron dados en la Presidencia Municipal de Querétaro.

A pesar de este aumento de la actividad comercial y de servicios, el pasado domingo el indicador de índices de Duplicidad de Contagios determinado por la OMS, se colocó en 23 días y que nos coloca fuera de la zona roja, cuando hará una semana rondaba en menos de los 20.

“Este es el primer dato que estamos en lo correcto” señalaron fuentes municipales.

Pero las recomendaciones para mantenernos en esta zona, siguen siendo muy estrictas y necesarias para mantenernos en ese índice e inclusive, mejorarlo.

La recomendación es no bajar la guardia, porque todavía en diferentes lugares en donde debería ser obligatorio el uso de cubre bocas, se pueden observar personas que no lo llevan.

Y si usted que camina por las calles de esta capital, notará que de diez ciudadanos que al azar se encuentra, dos no llevan este dispositivo de seguridad elemental.

Aquí se sigue recomendando mantener la sana distancia – en la federación esta recomendación ya la suprimieron – el uso de cubre bocas en lugares públicos y que en algunos sitios es obligatorio, tales como mercados municipales, centros comerciales, entre otros. El lavado de manos es altamente recomendable, así como el uso de gel, requisitos que se mantienen en la generalidad de los negocios que reabrieron.

En tanto y sobre el mismo tema, en fuentes del Partido Acción Nacional consideraron que “las acciones implementadas por el gobierno del estado bajo la batuta de Francisco Domínguez Servién – así dice el boletín eh – para combatir los estragos del COVID-19 han sido efectivos y su éxito lo respaldan el Instituto Mexicano para la Competitividad y la Comisión de Mejora Regulatoria, CONAMER”.

Así – y según esta misma fuente – este mismo instituto “reconoció a Querétaro como una de las primeras seis entidades del país en cumplir en tiempo y forma con todas las medidas recomendadas para hacer frente a esta pandemia”.

Y si bien es cierto que el reconocimiento es para el gobernador Pancho Domínguez y su equipo de trabajo por ser quiénes tomaron esta decisión, el mérito de lo hasta ahora logrado es directamente para los ciudadanos, para los queretanos todos: Para el trabajador de las empresas que fueron reabiertas hará ya casi los 15 días, para los dirigentes de estas empresas y que proveyeron todos los insumos de prevención; para la clase sindical con quienes se negociaron estas reaperturas; para los comensales que están regresando a los restaurantes y fondas; para los ciudadanos que van de compras a los mercados públicos municipales y centros comerciales, pero muy en particular para el queretano que sale diariamente a ganarse la vida, con todos los riesgos de contagio pero también con las medidas pertinentes y a su alcance para evitar el contagio.

De todos ellos es el mérito.

En esa misma fuente del PAN, informaron que “Querétaro fue reconocido como la segunda entidad del país con mayor competitividad y por ende, con un mejor nivel de preparación y adaptación ante los retos que se están presentando por la crisis económica”.

Esta misma fuente enumera al menos once acciones tomadas directamente por las autoridades estatales, las de varios municipios, a fin de generar apoyos para las familias en situaciones de desventaja por esta pandemia, en apoyos para empresas golpeadas por la crisis (PASE), la exención del pago del servicio del agua en los meses de abril a julio, entre otras.

Así y según estas informaciones, en Querétaro vamos en el camino correcto, en una tarea en la que destaca la respuesta de participación de la ciudadanía.

De nosotros depende que sigamos avanzando por ese camino.

Ver todas las columnas de Andrés González

Nuestra red editorial


Codicegrafía
Ritos Falsos para perder la tranquilidad
EnBici.life
Fernanda Castillo: El futuro de una mujer fuerte
Pesos y Centavos
¿Los billetes son fuente de contagio?
Códice Informativo
El confinamiento, catalizador de la violencia doméstica