El desenlace


Por Andrés González el 02/09/2020
 El desenlace

En este 2020, el paso del país no es normal, ni en su gobierno y ni mucho menos en el desarrollo de su sociedad. Lo […]

En este 2020, el paso del país no es normal, ni en su gobierno y ni mucho menos en el desarrollo de su sociedad. Lo marca, lastimosamente, la pandemia.

Y lo ciñó en todo el desarrollo del Informe Presidencial.

Puntual en tiempo, normal en forma – fue más mensaje que informe – pero diferente en asistencia – no más de setenta personas – se cumple el protocolo del II Informe del Presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

Este es el tiempo de Andrés Manuel López Obrador, de un gobierno que pretende ser distinto; pero este también es el tiempo de la pandemia, tiempo igualmente diferenciado, ojalá que único, en toda la historia del México independiente.

La forma de vestir también es otra: los cubrebocas son indispensables; la asistencia al Patio Central del Palacio Nacional es notoriamente menor – no más de setenta personas – pero también el presidente también reduce el tiempo: Solo 47 minutos en el Informe, sin incluir el minuto de silencio por los caídos, no el Himno Nacional ni tampoco los honores a nuestro Lábaro Patrio. En tiempo, ni la mitad de una “mañanera”.

Combate a la corrupción, la atención a las clases socialmente desprotegidas y las medidas tomadas para hacer frente al coronavirus, fueron los tres rubros que predominaron.

Andrés Manuel López Obrador leyó todo su informe, no improvisó un solo renglón y así, no resbaló en lo informado.

“Fui de los primeros en sostener que la corrupción era el principal problema de México” dijo, pero ahora lo es el de hacer frente a la pandemia. Y no lo vio así.

Y siguió: “La peste de la corrupción originó la crisis, por eso me he propuesto erradicarla por completo…este gobierno no será recordado por corrupto”.

Derivada de esta acción es la austeridad, “que ha permitido ahorros por 560 mil mdp”.

Y de ahí se va a reseñar las acciones para enfrentar la pandemia. “Estamos enfrentando dos crisis: la sanitaria y la económica y estamos saliendo adelante”. (¿?)

“El coronavirus ha fortalecido el humanismo y la entrega de los trabajadores de la salud” dijo, sin hablar del número de muertes ni contagios. De este tema, si subrayó el rescate y la creación de nuevos hospitales, con apoyo de los gobiernos de los estados, de la Sedena y de la Secretaría de Marina.

Y se fue a los programas sociales de este gobierno, el segundo punto al que mayor tiempo le otorgó.

“Apoyamos por medio de los programas sociales a 23 millones de familias…en 8 meses se han destinado a estos programas 115 mil millones de pesos, en beneficio de 9 millones de personas”. Y subrayó el apoyo a los jóvenes, a las personas de la tercera edad…antes a los jóvenes se les daba la espalda, ahora tienen garantizado el derecho a la educación y al trabajo”.

Habló del nuevo Banco de Bienestar, el de internet para todos y de los 11 millones de becas.

Y apuntó, en un visión desde el poder, que “la pandemia no ha generado falta de alimentos; pronostiqué que la crisis económica sería transitoria, y así está sucediendo…vamos a salir de la pandemia sin contratar deuda externa”.

Poco – y sin decir números – habló de la seguridad. En otra visión distinta a la que tiene la sociedad, dijo que, “en casi todos los delitos ha habido disminución, se ha registrado una baja del orden del 30 por ciento en promedio, solo ha aumentado el homicidio y la extorsión”. ¿Solo?

Que ha cumplido 95 de los 100 compromisos de su toma de protesta y de la lucha de este gobierno por la democracia.

Por la tarde, la entrega del documento del II Informe al Congreso General lo cumplió la Dra. Olga Sánchez Cordero, a nombre del presidente, en el Salón de Protocolo de la LXIV legislatura.

De ahí, a la Sesión Solemne que abrió los trabajos del Primer Periodo del Tercer Año de su ejercicio legislativo.

Se dio 15 minutos a cada uno de los ocho grupos parlamentarios, pero también se les otorgó voz a los legisladores sin partido, a los independientes.

La sesión fue llevada por la Lic. Laura Rojas, todavía presidenta de la Cámara de Diputados y con la presencia del senador Oscar Eduardo Ramírez Aguilar, este sí, nuevo presidente de la Cámara de Senadores. La nueva presidencia de la Cámara de Diputados se deberá votar antes del sábado 5 del mes que corre.

En toda esta cascada de discursos – más de diez – destacó la presencia de dos mujeres queretanas: de la senadora Lupita Murguía, ratificada por tercera ocasión como vicepresidenta de la mesa directiva de la Cámara de Senadores y de la diputada queretana María Alemán Castillo, que dio la respuesta al II Informe – y bien, sin casi leer y con ribetes de claridad y respeto a la figura presidencial – en donde hizo una vigorosa defensa de las mujeres, “estamos profundamente decepcionadas de su gobierno…porque exigimos que comience a pagar la deuda que tiene su administración con las mujeres” sin perdonarle los altos índices de inseguridad que se tienen en el país y la falla de sus promesas para con la juventud.

“Deje usted de dividir a México” le dijo para levantar rumores y gritos entre los seguidores de AMLO. Ya desglosaremos en la siguiente columna esta intervención de la política queretana.

En el resto de las intervenciones, se reflejó algo de lo que se anticipa en el proceso electoral del 2021, con aliados, adversarios e incondicionales.

Esta LXIV legislatura es el espejo de lo que políticamente es el país.

Así vienen las elecciones del 21, sumamente divididas.

Ver todas las columnas de Andrés González

Nuestra red editorial


Codicegrafía
Un ataque con ácido casi destruye su rostro; hoy Gloria lucha por justicia y por recobrar su salud
EnBici.life
Roberto Carlo: a flor de piel
Pesos y Centavos
Septiembre, mes del testamento
Códice Informativo
Conoce el área COVID del Hospital General de Querétaro