×

Opinión



Secciones




‘Las redacciones en los periódicos y los suplementos culturales han sido mi universidad’: David Huerta

Por Ana Noriega - 09/09/2017

Los escritores David Huerta y Alberto Ruy Sánchez sostuvieron una charla con Alejandro del Castillo sobre géneros literarios y sus más recientes respectivas obras: ‘El vaso del tiempo’ y ‘Luz del colibrí’.

 ‘Las redacciones en los periódicos y los suplementos culturales han sido mi universidad’: David Huerta

David Huerta en la última edición del Hay Festival Querétaro / Foto: A. Noriega

Alberto Ruy Sánchez y David Huerta, escritores, ambos Premios Xavier Villaurrutia y becarios Guggenheim, se dieron cita este viernes en el Museo de la Ciudad de Querétaro con motivo del Hay Festival para conversar, acompañados de Alejandro del Castillo, de sus más recientes publicaciones: Luz del colibrí, un diario poético, y El vaso del tiempo, una recopilación de nueve ensayos breves.

«Las redacciones en los periódicos y los suplementos culturales han sido mi universidad, yo no tengo título, cosa que no recomiendo a nadie» dijo David Huerta entre risas al ser cuestionado sobre su transición entre la prosa y la poesía, y agregó que la prosa inmediata del periodismo lo ha mantenido en este estilo constantemente, aunque aclaró «me he sentido mucho más cómodo en la poesía», aunque mucha de su poesía permanece inédita. En su intervención, Huerta leyó y comentó uno de los versos incluido en un poema de Luz del colibrí, de Ruy Sánchez, que, a su vez, toma su título de un poema de Jose Ángel Valente.

Durante la conversación, Ruy Sánchez defendió una postura que ya ha manifestado con anterioridad: su inconformidad con los géneros literarios; «La división de géneros es una cosa muy reciente y pertenece a la mala educación; en realidad la literatura toda es poesía» y ejemplificó «la palabra ensayo habla de una persona que se ensaya en el mundo como una sustancia química, la persona es una sustancia química y cuando entra en contacto con el mundo escribe y lo que resulta de eso es el ensayo, ¿para qué llamarlo no ficción?» el autor acusó al orden comercial de los libros en las categorías de lo verdadero y lo no verdadero de esta sobreclasificación.


Otras notas



De nuestra red editorial