Celebra Biblioteca Infantil de la UAQ su 7° aniversario


Por Staff Códice Informativo el 10/06/2017
 Celebra Biblioteca Infantil de la UAQ su 7° aniversario

Foto: UAQ

La Biblioteca está presente en Centro Universitario, pero también cuenta con espacios en los municipios de San Juan del Río y Cadereyta

La Biblioteca Infantil Universitaria (BIUAQ) celebró su séptimo aniversario con un evento al que asistieron cuentacuentos, ilustradores y escritores de obras infantiles, además del trabajo operativo de estudiantes de la máxima casa de estudios de la entidad, informó la Martha Beatriz Soto Martínez, docente de la Facultad de Psicología y coordinadora de la BIUAQ.

La Biblioteca está presente en Centro Universitario, pero también cuenta con espacios en los municipios de San Juan del Río y Cadereyta, así como la iniciativa “Acariciando con palabras”, en la cual brindan lecturas a niños hospitalizados y adultos.

Durante esta jornada que se llevó a cabo en la explanada de la antigua Facultad de Lenguas y Letras, se realizaron cursos y talleres para niños de dos meses a 12 años de edad, donde colaboraron artistas de la talla de Juan Gedovius (ilustrador), Jairo Buitrago (autor), Adriana Benítez (ilustradora), David Lara (ilustrador), Angélica Azkar (cuentacuentos) y Eva Janovitz (experta en lectura), entre otros.

“Es un proyecto en el que participan los universitarios, pues actualmente lo hacen aproximadamente 70 estudiantes, la mayoría de la Facultad de Psicología pero también hay voluntarios en las demás actividades”, explicó Soto Martínez.

Por su parte, Juan Gedovius indicó que el trabajo que hace cada uno de los ilustradores y otros participantes en este tipo de esfuerzos resulta fundamental para fortalecer la cultura, sobre todo por el impacto que tiene entre los más pequeñitos. Afirmó que la asistencia por parte de los padres de familia que llevan a sus hijos a este tipo de actividades es cada vez mayor y eso les llena de satisfacción.

En cuanto a los retos que tienen en la BIUAQ, Soto Martínez indicó que lo más importante es mantener el servicio y ocuparse de los recursos necesarios para su mantenimiento, pues debido el contacto diario con los usuarios, estos materiales también tienen un desgaste natural.

“La BIUAQ ha crecido, cada vez hay más chicos interesados en participar; tengo lista de espera para alumnos que quieren entrar a trabajar y entonces habrá que buscar los espacios para integrarlos”, concluyó la catedrática de la UAQ.