| | www.codiceinformativo.com

MENU

»Querétaro de la constitución: crónica y fotogalería

Hoy grandes suburbans negras y blancas se unen al cerco que cubre las calles de Allende, Madero, 16 de septiembre y Universidad, para prohibir el paso a todo aquel que no sea funcionario o tenga dos patrullas como escolta



Por: Staff Códice Informativo
Centro

Foto: D. González

Por Daniel González Barrientos

Poco se parece el ambiente de alegría, júbilo y celebración que el 5 de febrero de 1917 se vivió en la ciudad, al hoy problemático, restringido y exclusivo evento que sucede en el Teatro de la República con motivo del aniversario de la promulgación de la Constitución de 1917 en Querétaro.

Después de que se supiera que en la ciudad tendrían lugar las sesiones del congreso constituyente, fueron muchas las acciones para recibir a diputados de toda la república en el que el gobernador de Querétaro: Federico Montes Alanis inició la suspensión de las tiendas de raya, la remodelación del jardín Zenea y un nuevo sistema de alumbrado, dio paso a la calle Juárez tras destruir el portal de las carmelitas y restaurar la academia de Bellas Artes y el Teatro Iturbide.

Negocios cercanos al teatro Iturbide emergieron gracias a la visita de los constituyentes como el “casino de Querétaro”, el restaurante “cosmos”, “la madrileña” y bares como el “águila de oro”, “salón verde” y “el puerto de Mazatlán”. Había espectáculos, ópera, exhibiciones cinematográficas entre otros eventos, para el entretenimiento de los visitantes.

El congreso constituyente sesionó por primera vez el primero de diciembre de 1916 en el teatro Iturbide a las 15:30 Hrs con 151 diputados constituyentes y su última sesión ocurrió 31 de enero de 1917.

Durante las sesiones se escuchó la voz del pueblo que logró ingresar con una comitiva de trabajadores provenientes de La Cañada en nombre del pueblo mexicano; también se escuchó a las mujeres en voz de Hermila Galindo quien ostentaba en favor del voto a la mujer.

Los carros modernos del los constituyentes contrastaron y asombraron a la ciudad que acostumbrada estaba a las carretas tiradas por animales de carga. Hoy grandes suburbans negras y blancas se unen al cerco que cubre las calles de Allende, Madero, 16 de septiembre y Universidad, para prohibir el paso a todo aquel que no sea funcionario o tenga dos patrullas como escolta; las calles del centro vigiladas por escuadrones del ejército, muy diferente al ejército de revolucionarios que armados desfilaron por última vez junto a Venustiano Carranza el 5 de febrero de 1917 por la promulgación de la constitución.

El 4 de febrero de 1916 grandes eventos tuvieron lugar en la ciudad, previo a la promulgación de la constitución el 5 de febrero, la Plaza de Toros Colón tuvo una pelea de box en respuesta a algunas de las propuestas del congreso por prohibir las corridas de toros y las cuales no tuvieron éxito. A pesar de eso dos toros fueron soltados para entretenimiento.

El gobernador Montes Alanis convocó a una manifestación a la que acudieron obreros, agricultores, comerciantes, estudiantes, profesores y que recorrió las calles de 5 de mayo, corregidora, Av. Independencia, Ocampo e Hidalgo, para celebrar el triunfo de la sociedad materializado en la constitución que no entraría en vigencia sino hasta el primero de mayo de 1916.

El 5 de febrero no sólo se promulgó la constitución sino que se logró la expulsión del ejército norteamericano que había contraatacado el intento de Villa por invadir en Columbus además de que se emitió una carta a los países en guerra como invitación a llegar a acuerdos pacíficos.

Hoy una comitiva de activistas protesta por el problema de las desapariciones el Querétaro y el país en el jardín Zenea, donde en 1917 tuvo lectura al público la constitución. Un grupo de comerciantes denuncia los malos tratos y las inconformidades que viven, la gente tiene problemas para circular con sus autos y a pie, para llegar a casa, al hotel, al trabajo o al banco para pagar antes de las tres. Querétaro, vigilado por el helicópteros, patrullas y elementos del ejército vive en cierto caos vial que provoca la visita del presidente de la república que a diferencia de la caravana que Carranza realizó hace 99 años hoy se escabulle en los muros barrocos que guardan esta y otras historias.