…y sin embargo, se mueve la “marea roja”


Por Andrés González el 13/01/2021
 …y sin embargo, se mueve la “marea roja”

Foto: Especial

Se autonombran “la marea roja”. Y se mueve en el registro mayor, la gubernatura, del Partido Revolucionario Institucional, el PRI. Es Abigail Arredondo Ramos su […]

Se autonombran “la marea roja”. Y se mueve en el registro mayor, la gubernatura, del Partido Revolucionario Institucional, el PRI.

Es Abigail Arredondo Ramos su nuevo motor y que, por género, le tocó ayer animarla, jalarla.

La diputada local, de un día para otro – así, literal – fue señalada como la abanderada de este partido a la gubernatura.

La posibilidad comenzó, casi, desde que el INE dio a conocer su definición en torno a la “paridad total de género”. A este partido le tocó dama.

Y fue Aby.

Y el ruido lo comienza la propia candidata, con un recorrido por varias calles y avenidas de la ciudad de Querétaro cuando el sol ya comenzaba a calentar. “Las mujeres somos fregones” se oye, repetido, en una spot publicitario dirigido a la militancia.

Cuando Aby llegó al patio del PRI y guardadas las formas de salud, este estaba ya en efervescencia. Se invitaron a los estrictamente necesarios. Ahí los exgobernadores Mariano Palacios Alcocer, Enrique Burgos, Pepe Calzada, su esposa Sandra. Distinguía la presencia de Carolina Viggiano, secretaria general del CEN del PRI, representante de Alejandro Moreno, “Alito”, presidente nacional. De allá llegó la decisión final. Presentes los 19 aspirantes a las 18 alcaldías y los 16 pre candidatos a las 15 diputaciones locales, reflejos todos ellos, en fin, de la tenue democracia priista.

Y Aby se fue sola en su registro. Es pues, candidata de unidad. Si quisiera, no haría precampaña. Será su decisión.

Los tres días anteriores, fueron de preparativos, de ideas, de imaginar escenarios. Se arma un profesional video – el de “las mujeres somos fregonas” –, se revisan invitados especiales y es Aby quién les llama personalmente pero además, el discurso de inscripción lo pulen, una y otra vez, hasta dejarlo listo. Nada se dejó a la improvisación.

“Soy consciente del enorme reto que tenemos por delante, pero quiero decirles…que estoy lista para enfrentarlo”.

Así inicio Aby, resuelta, decidida, su discurso.

Sus palabras fueron una pieza oratoria – leía – compacta, de estricto respeto a las formas políticas del PRI, sumamente aseada, de compromiso con las mujeres de este estado, muy al estilo personal de la propia Aby. Esta ha sido, es y será, su lucha frontal, la lucha por la mujer. “Ustedes son pasión, inteligencia y ganas por conquistar espacios…este es su momento, heroínas anónimas” les dijo, para tratar de abarcar a todas las mujeres, a las indígenas, a las trabajadores del hogar, a la productoras del campo, a las maestras, a las estudiantes, a las doctoras y enfermeras y, en fin, a las mujeres todas.

En el salón “Luis Donaldo Colosio” del PRI, sin un lugar especial, le oía su esposo Javier y sus tres niñas Lourdes, Silvana y la pequeña Leonor – ésta todavía de brazos – vestidas todas ellas hermosamente de color rosa. Se le nubló la vista y se le medio quebró la voz, cuando en su discurso las mencionó…”cuando tarde, a veces muy tarde, llego a darles sus besos de las buenas noches”.

Por esta vez – es parte del protocolo partidista – se dirige con respeto, con emoción, a los militantes que le acompañaron, pero también a los que, a través de las redes sociales, le escuchaban. “Son ustedes todo terreno”, les dijo para convocarlos a “la unidad, fuerza, compromiso y determinación…vamos a regresar a Querétaro al sitio que se merece…al de crecimiento, productividad y calidad de vida”.

Conforme avanzó en su discurso, crecieron sus compromisos.

“Es tiempo de regresar a nuestra entidad al sitio que se merece, es tiempo de regresar a Querétaro como referente del progreso nacional, de crecimiento en la productividad y calidad de vida”.

Y citó cifras de este sexenio de retrocesos:

“Pasamos del tercer nivel nacional, al número dieciséis en crecimiento económico, pero lamentablemente si estamos en primeros lugares en lesiones dolosas contra la mujer, en el aumento de robos que ha crecido en un 80 por ciento. La violencia familiar se triplicó y de la movilidad urbana, ni hablar”.

Aby también mostró que sabe llamar a las cosas por su nombre:

“Vamos a la elección más retadora de toda la historia. Será una elección muy competida, pero enfrentaremos este reto con mucha decisión… daré la más grande batalle que el priismo queretano haya vivido…me comprometo a entregar al PRI el gobierno del estado”.

Y así, emocionada al tope de su ser, afina puntería:

“Lo dejo claro. No seré una candidata que se quede callada. Hablaré mucho, pero trabajaré mucho más…Quiero preguntarles. ¿Queremos un estado que siga siendo un referente de video escándalos nacionales, de hipocresías, de fraude a los usuarios del transporte público, de cinismo y de lejanía?

“Tenemos dos opciones. Nosotros los que luchamos por un Querétaro mejor, o los que apuestan al continuismo, al cinismo, al pan con lo mismo, porque cuando sumamos fuerzas, nos convertimos en la verdadera marea roja, que tanto miedo le da a las aguas turbias azules”.

Así ¿O más clarito?

Ver todas las columnas de Andrés González

Nuestra red editorial


Codicegrafía
Maradona, el dios y sus claroscuros
EnBici.life
Michell Roxana: Inspiradora
Pesos y Centavos
Recuento 2020: Inflación, salario mínimo, el peso y la bolsa
Códice Informativo
¿Llegó el fin de PornHub?