Paul Ospital, por el PRI, también quiere la gubernatura


Por Andrés González el 05/10/2020
 Paul Ospital, por el PRI, también quiere la gubernatura

A escasos diez días de que oficialmente inicie en Querétaro el proceso electoral, el piso del Partido Revolucionario Institucional se calienta. ¿Por qué no? dice […]

A escasos diez días de que oficialmente inicie en Querétaro el proceso electoral, el piso del Partido Revolucionario Institucional se calienta.

¿Por qué no? dice su dirigente estatal Paul Ospital cuando se le pregunta si buscará la gubernatura.

Y encima aspiraciones junto a las de Hugo Cabrera, justo cuando corre la promoción de su segundo Informe Legislativo, pero también a la intención aparejada que por el mismo cargo realiza el Lic. Ernesto Luque Hudson, trepado y con toda claridad en el mismo proyecto.

Y se encienden las alertas tanto al interior del PRI, como en las tiendas de enfrente, PAN y MORENA.

Con esto, parece esfumarse el ofrecimiento de ser el “facilitador” para los que aspiren a cargos de elección popular en el PRI , como hasta hace poco lo sostenía Ospital para así desaparecer, de facto, el demandado “piso parejo” al que todos aspiran, más para la posición de mayor importante en juego en este ya no tan lejano 2021.

Inicia el chillido y rechinar de dientes.

También coincide con la llegada de la nueva delegada del Comité Ejecutivo Nacional del PRI a Querétaro, la tlaxcalteca Rosalinda Muñoz Sánchez, presidenta municipal que fuera de Tlaxco, actual diputada federal y política de todas las confianzas del ex gobernador Mariano González Zarur, gobernador que fuera de ese estado pero también delegado del CEN en Querétaro. Y Rosalinda tiene ya su primera tarea. Contener – o ¿alentar? – las intenciones del dirigente estatal del PRI, para la gubernatura o por el contrario propiciar, que sería su encargo, el “piso parejo” para todos.

Igualmente y por si todo esto no fuera evidente, el propio Paul Ospital acaba de cerrar el capítulo más difícil en toda su historia en el que se haya visto envuelta una dirigencia estatal. Es más, el pronunciamiento de Paul por buscar la gubernatura, lo hace la misma noche en la que la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federal TEPJF, avala el resolutivo de su Sala Monterrey para dejar cerrado y en forma definitiva, el caso JJ.

Además, Paul Ospital se convierte y con esta intención, en “juez y parte” dentro de su partido, por la mano que lleva al tener la dirigencia estatal. Si así no fuera y para comenzar, debería invitar a la vez tanto a Hugo como a Ernesto a las conferencias semanales de los lunes, que ahora utilizará para también hacer su personal promoción, anuncie lo que anuncie o informe lo que informe, sea lo que sea. Desaparece la figura pues, del “facilitador”.

Un caso más que similar a este – igualito diría – ya se dio en Querétaro cuando, en marzo del 2001, Francisco Garrido Patrón, dirigente estatal del PAN en ese momento, anunció su intención de buscar la gubernatura por ese partido. Esto propició la renuncia en automático de al menos otros dos aspirantes: de Manuel Ovalle Araiza, pero también del Lic. Gustavo Buenrostro Díaz, a la sazón diputado federal de ese partido y que llegó, inclusive, a pedir la renuncia del Garrido a la dirigencia de ese partido. Y es que Gustavo pedía “un nuevo proceso interno para destituir en sus funciones al actual presidente y elegir a uno nuevo que garantice que los procesos internos de elección de candidatos sean imparciales”. Derecho normal de militante.

Ahora las leyes y para esta defensa – del militante – las leyes se han perfeccionado y en el TEPJF se atienden todos estos casos.

Habría que revisar que dicen al respecto las recientes reformas a los estatutos del PRI en la LI Sesión Extraordinaria del Consejo Político Nacional de apenas el pasado 5 de agosto, “seremos un partido moderno, democrático, plural, abierto” señaló en esa ocasión Alejandro Moreno, “Alito” su dirigente nacional y que se puntualiza no solo de quienes ejercen un cargo de elección popular, sino también de dirigencia partidista.

Este pronunciamiento del dirigente estatal, habrá que esperar para cubrir en “tiempo y forma” la ruta que su partido internamente señale. Eso lo sabe mejor que nadie Paul Ospital y desde luego airear la democracia interna que tanta falta le hace a este partido.

Bueno, a todos, pero en el PRI más que un requisito, es una exigencia.

Ver todas las columnas de Andrés González

Nuestra red editorial


Codicegrafía
Educación a distancia, un reto para los profesores durante la pandemia
EnBici.life
Mauricio Ochmann: Bajo el reflector
Pesos y Centavos
¿Qué hacer si aún no puedo pagar mi crédito?
Códice Informativo
Conoce el área COVID del Hospital General de Querétaro