“México Independiente”, a propuesta para partido político nacional


Por Andrés González el 07/01/2019
 “México Independiente”, a propuesta para partido político nacional

Mes de propósitos es este enero, mes primero del naciente 2019. También lo es de revisión de intenciones, reafirmación de proyectos. Y la política nacional, […]

Mes de propósitos es este enero, mes primero del naciente 2019. También lo es de revisión de intenciones, reafirmación de proyectos. Y la política nacional, como la vida misma, no se detiene.

Enero pinta para que, en su última semana, un grupo de activistas de al menos 20 entidades del país, se presenten en comisión ante el Instituto Nacional Electoral, INE, a manifestar la “intención de registro” de lo que podría ser un nuevo partido político, que en principio podría nacer con el nombre de “México Independiente”, pues sería el proyecto nacional como fuerza política de un instituto que aquí en Querétaro nació ya hace algunos años como “Asociación Política” – 13 de marzo de 2009 – pero aprobado su registro el pasado 2 de mayo y cubriendo ya su primer contienda electoral local, el pasado 1 de julio.

Con esto, “Querétaro Independiente” se convirtió en el primer partido político local con registro, lo que le dio derecho de ir a contienda.

De esta contienda, también es electa como diputada local por el principio de representación proporcional, la hoy legisladora Ma. Concepción Herrera Martínez, pinalense y que de paso, por el número de votos alcanzados, este partido conserva su registro.

Y si este proyecto hubo de madurar y cubrir todos los requisitos de ley para que el IEEQ lo aprobara – debieron pasar ocho años para ello – esta intención de hacer posible un nuevo partido político puede llevar un periodo similar o tal vez mayor, por la serie de requisitos que a nivel nacional hay que cubrir.

Y todo pinta para que en este mes, en su última semana, se presente esta “intención” que desde luego no marca siquiera un inicio, sino que será necesario hacer una solicitud formal que en la imaginaria podría irse hasta el mes de mayo del año que presuroso corre.

Y aquí es cuando realmente comienzan a cubrirse los requisitos para pretender alcanzar el registro.

Por lo visto, el camino es largo y sumamente complicado.

Este año, 2019, se presume que también podría ser el inicio de la intentona de otras fuerzas políticas que, por el momento, solo no han anunciado la intención oficial, sino ni siquiera presentarse ante el INE con esta en mano.

Las dos organizaciones sociales que podrían buscar registro, además de “México Independiente”, la primera podría ser la hasta ahora denominada “Libre” de la familia Calderón – Felipe y Margarita – que en primera instancia se presume como una escisión del Partido Acción Nacional. La otra, que lleva algún retraso, podría ser el nuevo partido de la maestra Elba Esther Gordillo, que ya dijo tener esas intenciones y que podría ser la refundación nada menos que del PANAL.

Sobre “México Independiente” se presume su intención luego de investigar y constatar la presencia de la diputada Connie Herrera en algunas entidades del país, en reuniones con importantes grupos políticos, particularmente de mujeres, que podrían darle forma a esta por ahora “asociación política” y comenzar cuesta arriba a cristalizar el proyecto que tiene como fin mediato el lograr registrarla como Partido Político Nacional.

Pero la ruta para esto suele ser larga y no precisamente sencilla.

Si la solicitud fuese presentada en el mes de mayo de este año, esta asociación política deberá de analizar a conciencia los requisitos a cumplir.

Ahí es donde comienzan los asegunes.

Y los plazos, en política – como en la vida – suelen ser fatales. Si de verdad tienen la intención de armar un partido político que vaya a contienda por la Presidencia de la República en el 2024, en este mismo de 2019, de junio a diciembre, deberán de realizar, al menos, 20 asambleas estatales en las que se registren, con credencial y toda la cosa, tres mil adeptos o militantes. Cuestión nada sencilla porque, ya vio usted como le navegó el hoy Presidente de la República para alcanzar el registro de MORENA. Aquí mismo en Querétaro necesitó dos intentos para lograr reunir en el Jardín Guerrero, ese número de adeptos o simpatizantes y los que, por el hecho mismo, se convirtieron en militantes fundadores. Y eso que AMLO venía ya encarrerado con un activismo político de más de 15 años por todo el país.

El otro camino a seguir, por si este no lo brincan, es lograr al menos 200 asambleas regionales o municipales, en donde se registren en cada una de ella, 300 afiliados. Para cualquiera de estas dos rutas, se necesita invertirle mucho tiempo pero particularmente dinero.

Estas asambleas – las de 3 mil por estado o las doscientas municipales con 300 seguidores – deberán estar avaladas no solamente por un Notario Público, sino también por personal del INE, que en esto se muestra inflexible y no se presta a chanchullos. Uy…y menos ahora.

Si este partido logra brincar estos no fáciles requisitos, deberá esperar a que, allá por el mes de mayo pero del 2020, en Sesión del INE, el pleno emita su veredicto y considerar que cubrió todos los requisitos que la Ley Electoral exige en esta materia.

Se trata pues y por lo visto, de un movimiento totalmente de ciudadanos en su origen, comprometidos antes que con el poder, con la gente que por decisión propia decida darle su respaldo. Y a esta deberán responder.

Difícil, pero no imposible.

Ver todas las columnas de Andrés González

Nuestra red editorial


Codicegrafía
Ritos Falsos para perder la tranquilidad
EnBici.life
Fernanda Castillo: El futuro de una mujer fuerte
Pesos y Centavos
¿Los billetes son fuente de contagio?
Códice Informativo
El confinamiento, catalizador de la violencia doméstica