Mayor la perversidad del manipulador de AMLO que su ignorancia


Por Héctor Parra el 06/05/2020
 Mayor la perversidad del manipulador de AMLO que su ignorancia

Felipe Calderón Hinojosa, sigue siendo el mayor enemigo político de Andrés Manuel López Obrador, constantemente lo amaga, lo ofende, lo vitupera, no le perdona que […]

Felipe Calderón Hinojosa, sigue siendo el mayor enemigo político de Andrés Manuel López Obrador, constantemente lo amaga, lo ofende, lo vitupera, no le perdona que le haya ganado las elecciones del 2006, con tan solo medio punto de ventaja, aproximadamente medio millón de votos. Es el gran trauma político y psicológico que no ha podido asimilar ni superar el hoy Presidente de la República, de ahí que en cualquier oportunidad lanza la amenaza de investigarlo y procesarlo; el socarrón de López, dejará en manos “del pueblo” si lo procesan o no, en base a una encuesta. Vaya, según la tergiversación de la realidad no sería Andrés Manuel, quien lo acusara, sería el “pueblo”.

Como lo hemos afirmando anteriormente, López Obrador, es un jugador profesional de la manipulación y la mentira. Veamos el por qué de esta afirmación. No existe ley alguna que faculte al “pueblo” para que este decida si se procesa o no a Felipe Calderón Hinojosa, por lo tanto es mentira y manipulación. Segundo, el monopolio de la procuración de la justicia está en manos de la Fiscalía General de la República, o sea, del Ministerio Público y no en manos del “pueblo”, mucho menos del Presidente de la República. Hasta hoy el “Fiscal carnal” de Alejandro Gertz Manero, ha guardado prudente silencio, a razón de no existir acusación alguna en contra de Calderón, obvio, tampoco alguna investigación en curso y si la hubiese debe guardar reserva. Por eso Felipe Calderón, con justa razón increpa al Presidente para que actúe si tiene alguna acusación en su contra o calle.

Tercero, López Obrador quiere vincular penalmente a Genaro García Luna, con Felipe Calderón, sin embargo el proceso y las pruebas de cargo en contra del ex Secretario de Seguridad Pública, las tienen en los EUA, no en México; aquellos han relacionado a García, con la delincuencia organizada, con efectos en aquel país, no en territorio mexicano; López no tiene pruebas, al menos en 1 año 5 menos de gobierno no las ha mostrado, solo “politiquería”. En México existen los dichos del boquiflojo de Gerardo Fernández Noroña Noroña, hoy diputado federal. Este sujeto hilarante jamás ha presentado prueba alguna y, para proceder en contra de cualquier inculpado se requieren al menos 2 elementos consustanciales; uno, la existencia de una denuncia formal de hechos avalados con pruebas suficientes; y la otra, la existencia de pruebas suficientes que hagan presunta la responsabilidad del inculpado en relación a los hechos que se denuncian. Fernández Noroña, nunca ha presentado denuncia ni pruebas, nada; en varios años de locuaz comportamiento, solo insultos. Así que no hay pruebas en contra de Felipe Calderón Hinojosa, solo son amagos de López Obrador; razón por la cual Felipe Calderón tiene la certeza de que no existen “pruebas fehacientes” en su contra, claro que López las pude inventar y manipular, para eso es un experto. No promuevo defensa, solo refiero la subordinación a la propia Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Por último, alcanzo a “vislumbrar, al final del túnel”, que los dichos de López Obrador, llevan el dañado fin de una campaña orquestada y que, si sus amagos politiqueros no fallan, el año próximo, año de proceso electoral, propondrá que “el pueblo” decida si se investiga y procesa a todos los expresidentes de la República ¿Para qué? Muy sencillo. Será una campaña en contra de la oposición, podrá al “sabio pueblo” en contra de sus enemigos políticos, echará andar su plataforma de subsidiados sociales. Ahora bien, como sabe el manipulador que él no puede ordenar se lleve a cabo la consulta popular dado que no tiene sustento legal alguno, será el “pueblo” quien la lleve a cabo y su organización social patito quien la conduzca, así será “el pueblo” quien lo pida. Eso será campaña.

El INE, se verá obligado a intervenir y la cargada de desprestigio será en contra del árbitro, para descalificarlo cuando Morena pierda la mayoría en la Cámara de Diputados, 15 gubernaturas, 30 legislaturas locales y 1900 ayuntamientos en contienda. Juego perverso del mentiroso y manipulador. Andrés Manuel sigue con el trauma de volver a participar en el siguiente proceso electoral, mas no podrá hacerlo por medio de su consulta del referéndum, así que está cocinando la “consulta del pueblo”, en contra de la oposición. Los partidos políticos todos y la sociedad civil organizada, deberá cuidar en extremo que esto no suceda, López Obrador, querrá ensuciar cualquier resultado en su contra. Felipe Calderón Hinojosa es la excusa perfecta, para sus avisas intenciones; Andrés Manuel, tendría dos frentes para participar en las elecciones del 2021, desde la Presidencia, uno de carácter penal y el otro de naturaleza política.

Ver todas las columnas de Héctor Parra

Nuestra red editorial


Codicegrafía
Ritos Falsos para perder la tranquilidad
EnBici.life
Fernanda Castillo: El futuro de una mujer fuerte
Pesos y Centavos
¿Los billetes son fuente de contagio?
Códice Informativo
El confinamiento, catalizador de la violencia doméstica