López Obrador se revuelca en el fango de sus declaraciones


Por Héctor Parra el 22/08/2020
 López Obrador se revuelca en el fango de sus declaraciones

No queda duda que Andrés Manuel siempre ha recibido dinero mal habido para sus campañas políticas, recursos que no son auditados por el INE ni investigados por la FEPADE.

Después de la difusión de otro videoescándalo, en esta ocasión como actor principal el hermano del Presidente de la República y uno de sus colaboradores más cercanos, en el que se aprecia y se escucha sobre la entrega reiterada de dinero en bolsas de papel amarillo tamaño oficio, no queda duda que Andrés Manuel siempre ha recibido dinero mal habido para sus campañas políticas, recursos que no son auditados por el INE ni investigados por la FEPADE. López asegura que, ese dinero fue para la campaña de 2015, cuando era dirigente de Morena, en tanto que, del video se aprecia claramente que fue para apoyar (o robarse) la campaña presidencial del 2018.

El cinismo caracteriza al Presidente. Una vez más, no tuvo que improvisar para justificar que fue dinero del pueblo, iba preparado para argumentar lo injustificable. Su esposa tuvo que entrar al quite y defender la sucia entrega de dinero, para beneficio del hoy Presidente. Aquella, en su calidad de Presidenta Honoraria del Consejo de la Memoria Histórica y Cultural de México, en su intervención discursiva comparó el evento de corrupción de su esposo, con tiempos de Leona Vicario, “quien no fue filmada” y entregó dinero para la causa de la última transformación democrática, así discurrió el deformado discurso; de alguna manera dieron cuenta de haberse puesto de acuerdo en las vanas justificaciones del dinero mal habido para sufragar sus campañas políticas (o robarse el dinero). Así de cínicos y desvergonzados para tratar de librarse del linchamiento político y mediático. No les dio resultado.

La señora Gutierrez Müller, en su perorata aseguró que a lo largo de la historia del país todas las mujeres conocidas y anónimas que nos dieron patria, aportaron mucho, “incluso el dinero” pero antes no se les podía filmar. Agregó que en la “última transformación democrática de México” (¿Y la cuarta transformación de su esposo?), mujeres y hombres apoyaron la causa dando lo que tenían: inteligencia, palabras, dinero, comida, “como nuestras ancestras”. Resulta vergonzosa la pretendida comparación, aberrante. La manera corrupta de conseguir dinero, una vez más, quedó al descubierto, ya antes se difundieron otros videos, como el de la señora diputada Eva Cadena, en Veracruz, recibiendo fajos de billetes ilegal e indebidamente para la campaña a la Presidencia de la República de Andrés Manuel, diputada local que expulsaron de Morena, por confesar que sí recaudaba dinero para López. Y no trascendió jurídicamente, no se castigó a nadie; es más, como premio hoy gobierna Andrés Manuel López.

Oprobioso que el Presidente de la República, pretenda justificar que el dinero que él recibió eran aportaciones del pueblo para ayudar a la causa de la transformación. Su hermano Pio y David León, funcionario público del gobierno federal, deben ser investigados y castigados. Tras la entrega de un par de millones de pesos (al menos) se debe saber si ese dinero provino del gobierno de de Chiapas, entonces a cargo del verde-ecologista Manuel Velazco, dado que para él trabajaba David León. Nadie puede regalar tanto dinero, a escondidas, salido de la nada, sin recibos de por medio ¿Aportaciones del pueblo? Por supuesto que es totalmente falso. López desde ya prepara e induce demagógicamente lo que deberán declarar, incluso dice estar dispuesto a declarar.

¿Recuerdan el Fideicomiso para los damnificados? Lo mismo sucedió con el dinero de ese Fideicomiso que armó el mismo López Obrador. Morena, o sea López Obrador, recibió aproximadamente 200 millones de pesos para sus candidatos (él por supuesto). No hubo consecuencias legales, el INE los perdonó por instrucciones del TRIFE. En esa ocasión los morenistas arguyeron haber entregado el dinero a los damnificados por medio de simples recibos a cambio ¿Usted les cree? Por supuesto que no. Así practica el cinismo el Presidente, le ha dado buenos resultados, todo sea por el pueblo.

Además del problema político, en el fondo las implicaciones y consecuencias son y deben ser de carácter jurídico con consecuencias. Por lo pronto, López ya le dijo a David León, que deje pendiente su nuevo cargo, en el cual estaría manipulando 90 mil millones de pesos para la compra de insumos hospitalarios y medicamentos sin licitación alguna ¡Una mina de oro en manos de un delincuente confeso! Alí Babá y los 40 ladrones se quedan cortos. También instruye a su ayudante, el Fiscal General, Alejandro Gertz Manero, le ordena investigar a los implicados para que declaren, al periodista Carlos Loret de Mola a que presente la denuncia ¿Desconoce que los periodistas están protegidos por el derecho y no pueden revelar sus fuentes? Total, López Obrador, orquestando el procedimiento penal, el cómo se debe hacer, mientras él y su esposa buscan la manera de diluir la responsabilidad y sacudirse el lodazal.

Conclusión. Según la interpretación de López Obrador, su esposa y su pandilla, si acaso ellos son corruptos, tienen justificación histórica y les asiste una nueva excluyente de responsabilidad que se han inventado a vuelo de pájaro. Ah, pero si la corrupción emana de la oposición, esos deben ser castigados, encarcelados, privados de su patrimonio y desterrados. En su caso, el Fiscal financiero de la Secretaría de Hacienda, Santiago Nieto Castillo, adelanta que hará la investigación correspondiente, todo queda entre amigos.

Insiste en que vayan a declarar tanto Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto, en el caso que ya no es el de Odebrecht, ahora en otros asuntos distintos en los que Lozoya los menciona. Por cierto, he de confesar que, seguro estoy terceros involucrados del gobierno de Andrés Manuel López, redactaron el escrito de hechos firmado por Lozoya (ni su abogado), en el que relaciona a una docena de exfuncionarios y otros en funciones, fueron bien seleccionados los inculpados para lastimarlos políticamente. Nada es casual. En el documento, Lozoya pide clemencia, que lo perdonen y por malévolos se castigue a los otros corruptos. El ahora denunciante y ayudante de la justicia, solo fue un instrumento del poder, tal cual hoy lo realiza el propio Presidente de la República.

El sucio proceso electoral 2020-2021 lo inició de manera adelantada el titular del Poder Ejecutivo, quien afirmó y se defendió ante la andana de lodo que el mismo avienta, con una frase popular que dice: “hay aves que cruzan el pantano y no manchan su plumaje”. Claro, Manuel afirmó que él es una de esas raras aves. López siempre ha librado con singular cinismo todos los problemas de corrupción. Seguramente esta será otra más, ahora él lo manipula a su antojo. Pero, de que ya está manchado con los lodos del pantano, eso es seguro, ha quedado muy sucio, manchado, aunque justifique que el dinero que recibió “son aportaciones del pueblo” o que históricamente hubo aportaciones económicas para las transformaciones ¡Lleno de suciedad su inducida pretensión! ¿Castigarán al pueblo? Claro que no ¡Cínico y sinvergüenza! Y apura a Gertz Manero, para que actúe ya. Definitivamente no existe la sana distancia entre los integrantes de la nueva cepa de corrupción.

Ver todas las columnas de Héctor Parra

Nuestra red editorial


Codicegrafía
Un ataque con ácido casi destruye su rostro; hoy Gloria lucha por justicia y por recobrar su salud
EnBici.life
Roberto Carlo: a flor de piel
Pesos y Centavos
Septiembre, mes del testamento
Códice Informativo
Conoce el área COVID del Hospital General de Querétaro