La histórica LIX Legislatura de Querétaro


Por Andrés González el 14/07/2020
 La histórica LIX Legislatura de Querétaro

A las puertas de la Quincuagésima Novena Legislatura del Estado de Querétaro, LIX – ahora semi cerradas y con estricto control para su acceso por […]

A las puertas de la Quincuagésima Novena Legislatura del Estado de Querétaro, LIX – ahora semi cerradas y con estricto control para su acceso por la pandemia – están ya otras dos acciones que la colocan ya con el distintivo de histórica.

Y es que en esta y por primera vez en toda su historia, el miércoles 29 de este mes de julio se rendirá un informe en Sesión Solemne, el segundo de esta, a puerta cerrada, sin un solo invitado y se discute ahora mismo si se tendrá la intervención de los representantes de cada una de las fracciones partidistas que la integran.

Y todo por la pandemia que no cede, que no nos deja. Tampoco al Poder Legislativo del Estado.

También con ese carácter – de histórico – es que en la próxima sesión será develada una placa que reconoce la tarea que, en la primera línea del combate al coronavirus, viene realizando todo el personal que integra en este estado el sector salud, desde doctores, doctoras, enfermeras, camilleros, vigilancia, traslados, sector de limpieza, entre otros y que será develada una placa que a la letra dice:

“2020, reconocimiento al personal médico y de la salud en el Estado de Querétaro, por su trabajo en contra del COVID-19”.

La fecha y la legislatura que la concede, en virtud de la iniciativa de decreto por el que se inscribirá con letras doradas esta leyenda y que será colocada en el Salón de Sesiones Constituyentes de 1916-1917” su recinto oficial.

Esta iniciativa de decreto fue presentada por la diputada Ma. Concepción Herrera Martínez a consideración del pleno desde el pasado 27 de mayo del año en curso y votada por unanimidad. Merecido reconocimiento a todo el personal del sector salud en el estado de Querétaro.

Pero en este Poder existen también noticias relacionadas con el coronavirus, pero que vienen a ser por demás lamentables.

Al Poder Legislativo del estado se integran algo así como 200 trabajadores, entre personal de confianza y sindicalizados.

“Desde que fui electa para encabezar la presidencia de esta legislatura – y fue en la primera sesión de reapertura presencial – se tomaron una serie de estrictas medidas sanitarias, precisamente para evitar todo tipo de contagios” nos dice la diputada Connie Herrera, presidenta en funciones de la legislatura local.

En efecto, todas las sesiones presenciales siguientes fueron realizadas bajo estrictas medidas de sanidad – más de las que recomendó el sector salud – porque la sanitización se realizó no solamente en el salón de sesiones, sino en todo el edificio, con vapor especial a más de 140 grados. Al personal de asistencia, se les dotó con cubre bocas; se dispuso el uso obligado de estos pero también se les entregó todo tipo de material adicional, como gel, guantes, caretas y fue obligada la sana distancia. Desde esa sesión, el ingreso al edificio del legislativo, ha sido estrictamente controlado desde la puerta única que se tiene, donde personal de vigilancia exige el nombre de la persona que desea ingresar, se le pregunta a quién va a visitar y se comunica con personal de la oficina para verificar la cita. En ese acceso se lleva el control, la hora de entrada y la hora en que lo abandona, se toma la temperatura y se hace obligatorio el uso de cubre bocas y de gel. Al interior, se puede observar una cuadrilla de mantenimiento que sanitiza paredes y muebles, además de las tareas de sanidad entre orador y orador que se han vuelto norma en las sesiones del pleno, con limpieza del micrófono utilizado, entre otras acciones.

Aun así, en este mes uno de los trabajadores dio positivo y se tuvo que lamentar su fallecimiento. Esta persona padecía de hipertensión arterial en los últimos siete años así como diabetes. Igualmente y en conferencia virtual de prensa, se dio a conocer otro caso en positivo pero que se le atiende con todas las medidas de salud. A raíz de este brote, la presidencia tomó la decisión de descansar a por lo menos otros 25 trabajadores adicionales de todas las áreas, para evitar el avance del contagio, así no hayan dado positivo.

Las guardias en todas las oficinas de los diputados son escalonadas, “porque no podemos parar el trabajo legislativo y menos teniendo como compromiso central el servir al ciudadano por esta pandemia” señaló la diputada Connie Herrera.

Así y por esta razón, el legislativo trabaja al 30 por ciento de su personal normal.

“Las sesiones de nosotras las diputadas y los diputados, seguirán siendo presencial, con todas las medidas que se han tomado y todas las que pudieran ser necesarias. En esto si no vamos a ceder ni a descuidarnos en nada. Haremos todo lo que sea necesario hacer para evitar contagios pero igualmente deberemos continuar con nuestra tarea legislativa” cerró la diputada Connie Herrera.

Y ya se lo conoce también por su mano dura en este aspecto, “pero a mí no me importa cómo me etiqueten, si mi deber es proteger a todo el personal de esta legislatura. Y por supuesto a los y las diputadas”.

Y en eso está, checando, preguntando y exigiendo tareas de sanidad personalmente.

Ver todas las columnas de Andrés González

Nuestra red editorial


Codicegrafía
Negligencias durante la pandemia: las otras muertes del COVID-19
EnBici.life
Roberto Carlo: a flor de piel
Pesos y Centavos
¿Los billetes son fuente de contagio?
Códice Informativo
El confinamiento, catalizador de la violencia doméstica