Funcionó la “diplomacia de las vacunas” impuesta por EUA; más soldados y guardias en la frontera sur


Por Héctor Parra el 20/03/2021
Las ideas expresadas en las columnas, así como en otros artículos de opinión, no necesariamente corresponden a la línea editorial de Códice Informativo, y solo son responsabilidad del autor.
 Funcionó la “diplomacia de las vacunas” impuesta por EUA; más soldados y guardias en la frontera sur

Foto: Archivo

Primero cumples, después te doy las vacunas. El gobierno de Andrés Manuel López Obrador presto cumplió el “compromiso diplomático”, volvió a endurecer la restricción del […]

Primero cumples, después te doy las vacunas. El gobierno de Andrés Manuel López Obrador presto cumplió el “compromiso diplomático”, volvió a endurecer la restricción del paso de migrantes centroamericanos a suelo mexicano, quienes (la gran mayoría, otros se quedan en México) van tras el sueño americano, pensando que el gobierno de Joe Biden, les abrirá las puertas por ser un gobierno demócrata. 

 AMLO de inmediato desplegó más soldados y elementos de la Guardia Nacional, para detener la migración masiva que, dicen, era la mayor en los últimos 20 años. Los ilegales que prometió ayudar el gobierno de Biden a regularizar su situación, debe cumplir una condición, siempre y cuando vivan en territorio norteamericano, beneficio que no alcanza a todos los que cruzan la frontera en busca de asilo, trabajo o la causa que argumenten. Para estos se cierra la puerta y López Obrador, solícito decidió apoyar, al igual que lo hiciera con su compañero populista de Trump. Esta vez a cambio de vacunas. 

Así las cosas, las vacunas que muchos países despreciaron (momentáneamente fueron 13) por la aparente inseguridad de provocar trombosis, serán entregadas al gobierno mexicano. De tal manera, AMLO empezó a cumplir con la “diplomacia de las vacunas”. Falta que el gobierno de Biden ordene el embarque de las vacunas AstraZeneca, ni una sola de la marca Moderna, esa sí es segura. Por cierto, la Agencia Europea, aseguró que es segura la vacuna, de tal manera que algunos países europeos como España, Francia, Alemania e Italia reiniciarán la compra de dichas vacunas. 

Pero, veamos ¿Qué dijo la Agencia Europea para diluir la preocupación de los efectos de la vacuna? La señora Emer Cooke, quien funge como directora ejecutiva de la agencia, fue clara, al menos en su discurso (para no generar pánico), en una rueda de prensa comunicó la evaluación, sin pruebas científicas, solo la evaluación. Dijo: “Se trata de una vacuna segura y eficaz”. “Sus beneficios a la hora de proteger a las personas de Covid-19, comparados con los riesgos asociados de muerte y hospitalización superan a los posibles riesgos”.   

Lo cual, indudablemente significa que aplica la regla de riesgos y este es mínimo. Así que el comité de expertos de la EMA sobre la seguridad del medicamento refirió la señora Cooke, encontró que “la vacuna no está asociada con un aumento del riesgo general de coágulos de sangre”. Así, sin presentar evidencias científicas. Por último, vino la advertencia. Diría la señora: “no se puede descartar definitivamente una relación entre la vacuna y un “pequeño número de casos de trastornos de la coagulación raros e inusuales, pero muy graves” ¿Así o más claro? En síntesis, no se sabe científicamente en qué casos puede ser un riesgo la aplicación de la vacuna y, dado el “mínimo número de muertes”, se puede seguir aplicando en relación con los beneficios de la ampolleta. 

Aunque el comité recomendó concientizar (ojo) sobre los posibles riesgos, asegurándose de que se incluya en la información del producto. Muy bien que se advierta al inoculado de los posibles riesgos. La misma señora Cooke dijo que se están llevando a cabo investigaciones adicionales. No es pues definitivo. No es asunto concluido. Y, para infundir confianza en los compradores responsables, aseveró que: “Si fuera yo me vacunaría mañana mismo”. Ojo, siguió el discurso. “Pero, si me ocurriera algo después de la vacunación, querría saber qué debería hacer al respecto, y eso es lo que decimos hoy”. Ante lo novedoso de la enfermedad y las vacunas experimentales, las opiniones se vierten sin más información científica, cada médico ofrece sus consideraciones sin sustento de datos científicos. Así que, la vacunación de Oxford-AstraZeneca termina, por lo pronto, ser aplicada bajo el riesgo de posible trombosis, mínimo, pero ahí queda. 

Por supuesto no se hicieron esperar diversas reacciones ante la información de a la Agencia Europea. Por ejemplo, el ministro de Salud alemán, Jens Spahn, si bien alegó de la información, dejó en claro que: “Los médicos deben ser informados sobre el riesgo de trombosis venosa en mujeres menores de 55 años, para que a su vez puedan informar a las pacientes”.  

Ante este escenario se dio el intercambio diplomático de las vacunas Oxford-AstraZeneca que el gobierno de Biden ofreció “prestar” (2 millones, 500 mil dosis), ante la petición o súplica del gobierno de López, pero a cambio de endurecer la política de migración en contra de los indocumentados centroamericanos. AMLO cumplió de inmediato el primer compromiso, ordenó más soldados en la frontera sur y otro tanto de elementos de la Guardia Nacional, para “cerrar” la puerta trasera de la frontera sur de México.

Ver todas las columnas de Héctor Parra

Nuestra red editorial


Codicegrafía
El templo hundido en Infiernillo
EnBici.life
Alex Acero: Sin paradigmas
Pesos y Centavos
¿Cómo borro mi buró de crédito?
Códice Informativo
Deserción escolar, otro síntoma de la pandemia