¡AMLO crea epidemia delincuencial!


Por Héctor Parra el 27/04/2020
 ¡AMLO crea epidemia delincuencial!

Foto: Archivo

El gobierno de López Obrador inicia la promoción de la salida de los reclusorios de varios miles de delincuentes, por medio de la aplicación de la Ley de Amnistía

No conforme con la pandemia del coronavirus que agudiza la gran variedad de problemas que ha provocado durante su desastrosa administración pública, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, ahora prepara para los mexicanos de bien, otra receta que le caerá como “anillo al dedo”: dejará en libertad a miles de delincuentes por medio de su Ley de Amnistía.

Vienen tiempos peligrosos con la nueva epidemia: la delincuencial. No solo azota el COVID-19 a los mexicanos, también sufren la epidemia de la criminalidad, los índices delictivos lo demuestran, no cede la delincuencia; para colmo, el gobierno de López Obrador inicia la promoción de la salida de los reclusorios de varios miles de delincuentes, por medio de la aplicación de la Ley de Amnistía, protectora de criminales.

Para Andrés Manuel, la salida de los miles de delincuentes del fuero federal, es insuficiente, por lo cual se obliga a promover, ante los gobiernos de los Estados y legislaturas locales, que elaboren 32 iniciativas que respondan al llamado de Andrés Manuel López Obrador, dejar salir de los reclusorios a otros miles de delincuentes del fuero común, emulando al “humanista” presidente.

El primer mandatario es asiduo a perdonar a los delincuentes. ¿Cuáles serán los antecedentes de Andrés Manuel? Uno de los ejemplos más deplorables fue aquella ceremonia oficial –el 23 de septiembre de 2019- por medio del cual, el “Estado pidió perdón” a los homicidas de los 70as que promovieron el fallido golpe de Estado, por medios violentos -por supuesto-; el belicoso y asesino grupo actuó como guerrilla urbana, mataron en aras de su movimiento.

Ahora, López Obrador, en su calidad de presidente de la República, pidió perdón a quienes asesinaron a personas inocentes, aquellos que luchaban en contra de los regímenes “neoliberales” –entonces Andrés Manuel formaba parte de esos regímenes de gobierno-, pretendiendo instaurar la dictadura izquierdista, por medio de la guerrilla urbana denominada “Liga Comunista 23 de Septiembre”.

En tiempos fuera de campaña política -pero en campaña permanente-, año de 2017, el mismo López prometió posible amnistía a “jefes criminales”. Ahora cumple su compromiso con su Ley vigente, dejará en libertad a miles de delincuentes. El régimen político de la 4T, aliado con la delincuencia.

México, sin las suficientes fuentes de trabajo, despidos masivos en las empresas por la pandemia del COVID-19 y cierres de empresas, el Presidente de la República, aprovecha el desorden para promover una ley que permitirá la liberación de delincuentes. Pregunta obligada: ¿A qué se dedicarán los delincuentes que dejarán los reclusorios, si no hay fuentes de trabajo? ¿El régimen de la 4T, los premiará con becas –dinero mensual- para convertirlos en súbditos?

Todos los delincuentes sentenciados que sean liberados no cumplirán las sentencias por medio de las cuales los jueces imponen la obligación de rehabilitarlos socialmente; otros delincuentes no serán sentenciados, antes serán liberados; otros más encontrarán el desistimiento de la acción penal, por parte de Alejandro Gertz Manero, Fiscal General de la República. 8 artículos son suficientes para privilegiar a la “casta” delincuencial, en perjuicio de las víctimas y la sociedad en su conjunto.

Las normas penales, instrumento del Estado democrático, tienen su razón de ser, reza la doctrina, su objetivo es sancionar a todo aquel que rompe el equilibrio y la paz social, al transgredir las normas, incumplir la ley al lesionar derechos de terceros o de carácter colectivo; el Estado, por lo tanto, está obligado a perseguir al delincuente, probar el delito, procesarlo, sentenciarlo y rehabilitarlo para reinsertarlo socialmente útil a la sociedad, con el fin de que no vuelva a reincidir. El Derecho penal trastocado por el régimen político de la 4T.

La Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, en su momento calculó 6,200 delincuentes –seguramente serán muchos más- quienes lograrán su libertad con la Ley de Amnistía. Esa estimativa habría que multiplicar por “N” veces de delincuentes; serían todos aquellos que pretende el Gobierno Federal logren la libertad en materia del fuero común, a propuesta de López Obrador. Esperemos hagan oídos sordos, tal cual él lo hace. La Ley, por cierto, no tiene vigencia de término, Artículo Quinto Transitorio, por lo tanto puede durar el tiempo que desee el autor de la misma.

En tiempos de austeridad también lo delincuentes merecen presupuesto público –los trabajadores no-; dado que, la puesta en operación de la norma, requerirá de dinero público y Hacienda lo otorgará; los delincuentes sí merecen la ayuda de López Obrador, los trabajadores que pierden su empleo, esos no, para ellos no hay apoyo.

Habrá más delincuentes comprometidos y agradecidos con Andrés Manuel López ¡Se avecina una grave y mortal epidemia! Las acciones de López Obrador la refuerzan. El índice delictivo no cede. Las cifras de delitos que arroja la delincuencia son terribles, informó el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública; van más de 46 mil homicidios, en un año 4 meses; 1,976 secuestros; de enero al 20 de marzo pasado, casi 90 mil delitos ¡Y López dejando en libertad a más delincuentes!

¿Está el régimen político de Andrés Manuel López preparado para hacer frente a la epidemia delictiva? Ha demostrado con creces que no lo está; más bien parece aliado a esa epidemia. La sociedad mexicana, deberá prepararse para hacer frente a esta otra oleada, para la cual tampoco hay los insumos necesarios y apropiados para hacer frente a ella, es más mortal que la del COVID-19, las aterradoras cifras lo confirman: han generado el incremento en el índice delictivo.

Es claro que Andrés Manuel López Obrador, no puede o no quiere resolver los grandes problemas que recibió, más bien tiende a agudizarlos con sus acciones erráticas, preñadas de perversidad ¿Recuerdan los más 136 muertos en Tlahuelilpan? ¡López Obrador fue responsable de las muertes! Los mexicanos preocupados y decepcionados con el gobierno populista de López Obrador, quien con cínico desparpajo destruye la nación. Se avizoran tiempos más aciagos con la epidemia delincuencial que promueve el régimen político de la 4T ¡La sociedad organizada y los gobiernos de los Estados, son la única salvación!

Ver todas las columnas de Héctor Parra

Nuestra red editorial


Codicegrafía
Ritos Falsos para perder la tranquilidad
EnBici.life
Fernanda Castillo: El futuro de una mujer fuerte
Pesos y Centavos
¿Los billetes son fuente de contagio?
Códice Informativo
El confinamiento, catalizador de la violencia doméstica