WhatsApp se tambalea mientras Telegram suma récord de nuevos usuarios


Por Staff Códice Informativo el 12/01/2021
 WhatsApp se tambalea mientras Telegram suma récord de nuevos usuarios

Foto: Especial

Una decisión arrogante podría significar la caída de la aplicación de mensajería más importante a nivel mundial   En días pasados, un cambio en las […]

Una decisión arrogante podría significar la caída de la aplicación de mensajería más importante a nivel mundial

 

En días pasados, un cambio en las condiciones del servicio de WhatsApp causó polémica entre usuarios de redes sociales, pues la aplicación de mensajería cambió sus políticas de privacidad, obligando así a sus suscriptoress a compartir información con Facebook, empresa que es dueña del servicio.

La medida no fue bien recibida y el “castigo” no se hizo esperar: tan solo en las últimas 72 horas, Telegram, una aplicación de mensajería de origen ruso, sumó entre sus filas a 25 millones de usuarios, con lo que llegó a la nada despreciable cantidad de 500 millones de suscriptores en todo el mundo.

Pero no es la única que se ha beneficiado de los yerros de la empresa que encabeza Marck Zuckerberg, pues otras aplicaciones de mensajería, como Signal, también han abrevado agua a su molino, sumando así a los usuarios que no están dispuestos a aceptar decisiones unilaterales que violentan los derechos de los consumidores.

Es cierto que la aplicación es gratuita, pero esto, ni de lejos, otorga un cheque en blanco para que las grandes empresas cambien las condiciones de uso a discreción. Sería ingenuo pensar que WhatsApp o Facebook no reciben ningún beneficio económico de sus usuarios, sobre todo si hablamos del uso de metadatos o los ingresos que se generan por publicidad en la principal red social del mundo.

No es la primera vez que una decisión equivocada le cobra factura a una empresa, provocando, en algunas ocasiones, su caída en el mercado; tal es el caso de Twitter, que se desplomó en Wall Street luego de suspender la cuenta de Donald Trump. La arrogancia de una empresa en su máximo esplendor debería ser uno de los peligros a tener más en cuenta a la hora de tomar cualquier decisión.

A las grandes empresas se les olvida la máxima de la sabiduría popular “nada es para siempre”; así lo han demostrado las caídas de Nokia, Kodak o, en su momento, Atari, todas reinaron en sus campos por muchos años, hasta que alguien ofreció algo.

Desde hace algunos años, WhatsApp se encuentra estancada, y muchos de sus competidores ofrecen una gama más amplia de servicios; su popularidad actualmente se sustenta en factores que no son realmente inherentes a la marca, como, por ejemplo, los planes telefónicos que ofrecen datos ilimitados para este servicio.

Sin embargo, las condiciones podrían cambiar, y tal vez atestigüemos la caída de la aplicación de mensajería más popular a nivel mundial. Por el momento, WhatsApp continúa con vida, y ha salido a afirmar que todo fue un “malentendido”, que la privacidad y la información sensible de los usuarios no será compartida ni vigilada… pero la semilla de la desconfianza ya se ha sembrado.

Nuestra red editorial


Codicegrafía
Moscú, la agonía por el Sol
EnBici.life
Alex Acero: Sin paradigmas
Pesos y Centavos
¿Cómo borro mi buró de crédito?
Códice Informativo
Deserción escolar, otro síntoma de la pandemia