Murió Mijaíl Gorbachov, el último líder soviético


Por María Guadalupe García Girón el 30/08/2022
 Murió Mijaíl Gorbachov, el último líder soviético

Mijaíl Gorbachov, el último presidente de la Unión Soviética.

Sobre el exdirigente pesa en su gestión el desastre nuclear de Chernóbil ocurrido el 26 de abril de 1986, cuya fuga fue ocultada a la población hasta que fue detectada por occidente días después.

El expresidente soviético Mijaíl Gorbachov murió a los 91 años de edad“después de una enfermedad grave y prolongada”, según informó el Hospital Clínico Central de Moscú.

Gorbachov, fue el artífice de los primeros pasos de la Rusia moderna, en lo que supone el fallecimiento de uno de los grandes símbolos político del siglo XX, asociado al final de la Guerra Fría.

El exmandatario asumió el poder al frente de la URSS entre 1985 a 1991, primero como secretario general del Comité Central del Partido Comunista y del Soviet Supremo y después como presidente. Emprendió dos grandes reformas, la glástnost (transparencia, en ruso) y la perestroika (reestructuración) dirigidas a acabar con la opacidad del régimen soviético y abrir la economía al mercado, respectivamente.

Su carrera culminó en 1991, cuando dimitió tras el acuerdo de disolución suscrito con Bielorrusia y Ucrania, ya con el Telón de Acero en retirada.

Obtuvo el Premio Nobel de la Paz en 1990 porque “Llevó la Guerra Fría a un final pacífico”, destaca la página web en la descripción por el otorgamiento del galardón que, simbolizaba el fin de una era para la otrora poderosa Unión Soviética, un legado que causó aplausos y críticas en ciertos sectores internos.

El actual presidente ruso, Vladímir Putin, calificó la desaparición de la URSS como una enorme tragedia. Asimismo, sobre el exlíder soviético pesa también su gestión del desastre nuclear de Chernóbil de 1986, cuya fuga fue ocultada a la población hasta que fue detectada por occidente días después. Gorbachov tardaría varias semanas, hasta el 14 de mayo de ese año, en comparecer ante la opinión pública.

No obstante, Putin lo reconoció como uno de los estadistas más importantes de la historia a nivel mundial, pero lo cierto es que en los últimos años permanecía en un discreto segundo plano político. De hecho, no hay pronunciamiento oficial alguno sobre el actual conflicto en Ucrania.

Fuentes cercanas a la familia han informado de que será enterrado en el cementerio Novodévichy de Moscú junto a su esposa, Raisa Gorbachova, fallecida en 1999.

Nuestra red editorial

CodiceInformativoLogo
“30 contra 400”, la batalla por la que se nombró a Corregidora municipio Heroico