Día Mundial de la Bicicleta: el riesgo de ser ciclista en Querétaro


Por Nadia Bernal el 03/06/2021
 Día Mundial de la Bicicleta: el riesgo de ser ciclista en Querétaro

Foto: Archivo

La principal causa de los accidentes contra ciclistas, de acuerdo con la asociación Saca la Bici es el exceso de velocidad; en segundo lugar, las distracciones de los automovilistas y por último, conducir bajo los efectos del alcohol o alguna otra sustancia tóxica

El sábado 28 de noviembre del año pasado se colocó la última bicicleta blanca -o bicicleta fantasma- en el municipio de Querétaro, la cuarta de 2020. Ese día, familiares y vecinos de la comunidad de Jofrito, en Santa Rosa Jáuregui, se unieron con globos blancos y bicicletas en este acto que se realiza en el lugar donde un ciclista pierde la vida por hechos de tránsito. Ese día también hicieron una rodada en memoria del señor Albertano Matías de 76 años, quien fue atropellado el 9 de noviembre  en la carretera que conecta a las comunidades de Jofrito y La Gotera.

Desde 2009, el colectivo Bici Blanca Querétaro ha colocado 32 bicicletas fantasma. Fue el 30 de septiembre de ese año cuando colgó la primera bicicleta en memoria de Francisco García Ramírez, quien trabajaba como jardinero en el cerro de las campanas y sufrió el accidente en la avenida Tlacote con esquina de la carretera 5 de febrero.

A más de 20 años de la colocación de la primera bici blanca, los accidentes no disminuyen. Durante la pandemia por COVID-19, el número de accidentes de ciclistas en la Zona Metropolitana de Querétaro (ZMQ) aumentó hasta un 200 por ciento, señaló Agustín Osornio Soto, miembro de la asociación civil “Saca la Bici” y académico de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ).

“2020 debió haber sido un año un poco más seguro, y tener una reducción con los accidentes viales, pero, muy lamentablemente, fue un año desastroso y tuvimos la mayor cantidad de decesos que se venían dando en años anteriores y no es posible que el año pasado hubo más muerte de ciclistas que en años anteriores”, declaró.

Agustín Osornio aseveró que este incremento de siniestros es el que han documentado asociaciones de la sociedad civil solo en los municipios de Querétaro, Corregidora y El Marqués,  por lo que esta cifra podría ser mayor si se contabilizan las de otras demarcaciones. También dijo que existe un subregistro en las muertes de ciclistas ocasionadas por accidentes viales, ya que mueren días después y se contabilizan por la condición clínica por la que murió la persona.

“Son accidentes fatales de ciclistas que en nuestra  organización tenemos ubicados, pero no significa que hayan sido todos. El año pasado colocamos cuatro bicis blancas, más del el doble de lo que fue en 2019,  solo colocamos una”, señaló.

El presidente de “Saca la Bici” puntualizó en que son tres factores los que derivan los accidentes de tránsito en donde es afectado un ciclista. La principal causa, explicó, es el exceso de velocidad; en segundo lugar, las distracciones de los automovilistas y por último, conducir bajo los efectos del alcohol o alguna otra sustancia tóxica.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi),  en los datos recabados sobre accidentes de tránsito terrestre en zonas urbanas y suburbanas, en 2019 se registraron 96 accidentes ciclistas en Querétaro, de los cuales cinco fueron accidentes fatales; de estos cinco accidentes que concluyeron en muertes, uno se debió a la malas condiciones del camino.

A pesar de que el municipio de Querétaro cuenta con 214 kilómetros de ciclovías, para la asociación civil “Saca la bici” al menos el 70 por ciento de ellas están abandonadas y en malas condiciones que la infraestructura está a punto de “desaparecer.” Reiteró que el problema está en que cuando se realiza una obra de este tipo, no se destina presupuesto y tiempos específicos para su mantenimiento.

“Hay otros tramos de ciclovías que fueron removidas totalmente en pavimentación y reencarpetamiento. Las autoridades piden 30  días después del reencarpetado para volverlas a colocar, pero a veces pasan hasta 50 días y esto no sucede así”, explicó.

Juan Carlos Bravo, miembro del consejo directivo de Saca la Bici, explicó que este 3 de junio, Día Mundial de la Bicicleta, es una oportunidad no solo para incentivar el uso de la misma, sino para crear políticas públicas relacionadas a la movilidad sustentable que propone la Agenda 2030 para un desarrollo sostenible.

“El uso de la bicicleta como modo de transporte tiene poco tiempo, doce años, y a nivel internacional estamos 20 años de atraso de lo que han desarrollado otras ciudades. Mientras que a nivel nacional  hay un rezago.”, subrayó.

Recalcó que a nivel estatal, Querétaro se encuentra dentro de las primeras cinco ciudades en el tema de movilidad ciclista,  no obstante, “eso no quiere decir que sea una ciudad bicicleta, estamos como en un ocho por ciento”

Los integrantes de Saca la Bici, consideraron fundamental el trabajo en conjunto para impulsar medidas alternativas de movilidad, y que se reconozcan los derechos de los ciclistas pues dijeron  que “la reglamentación no se está  llevando acabo y tenemos un marco legal pero no se aplica y es letra muerta”.

“Necesitamos un programa a largo palazo y sabemos de la importancia de los beneficios en conjunto como iniciativa privada, sociedad civil, academia y gobierno, para crear distintas alternativas al automóvil, y otras opciones de movilidad. Infraestructura adecuada y segura para la ciudadanía y amigable con el medio ambiente”, recalcó Juan Carlos Bravo.

Mientras tanto, Saca la Bici, lleva desde 2009 promoviendo el uso de la bicicleta como medio de transporte, a través de mas de 50 programas, que con la pandemia tuvieron que adaptarse al formato virtual y otros suspenderse, pero que este año ya comienzan a retomarse, como la rodada ciclista que se ha organizado desde hace 12 años, en la que alrededor  de 500 personas ruedan en conjunto por las calles de Querétaro.

“Este año ya comenzamos a hacer recorridos y rodadas en grupos pequeños y cerrados con una asistencia de 15 a 20 personas y con esto, controlar los protocolos sanitarios y mantener las condiciones apropiadas que nos pedía las autoridades sanitarias, y disfrutar  de hacer ejercicio y de las distintas bondades que tiene la bicicleta, como el ejercicio, la actividad física, el medio ambiente.”, concluyeron.

Nuestra red editorial


Codicegrafía
Moscú, la agonía por el Sol
EnBici.life
Alex Acero: Sin paradigmas
Pesos y Centavos
¿Cómo borro mi buró de crédito?
Códice Informativo
Deserción escolar, otro síntoma de la pandemia