Necesario que estados trabajen en su autonomía fiscal: Imco


Por Miriam Vega el 08/04/2021
 Necesario que estados trabajen en su autonomía fiscal: Imco

De acuerdo con el Reporte de ingresos estatales elaborado por el IMCO, durante el 2021 la obtención de recursos propios se mantuvo en un 5 por ciento, mientras que las Transferencias federales representaron el 83 por ciento.

El 83 por ciento de los ingresos de los estados proviene de la Federación, las entidades federativas generan únicamente el 12 por ciento de sus ingresos, de los cuales solo el 5 por ciento son resultado de la recaudación de impuestos, así lo dio a conocer el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).
De acuerdo con el Reporte de ingresos estatales elaborado por el IMCO, se observó que el actual “arreglo de coordinación fiscal genera un escenario en donde las entidades federativas tienen poca autonomía fiscal y alta dependencia de las transferencias federales”.
Los estados obtienen recursos propios a a través de sus facultades tributarias o bienes patrimoniales, durante el 2021 la obtención de recursos propios se mantuvo en un 5 por ciento, mientras que las Transferencias federales representaron el 83 por ciento.
De acuerdo con información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) durante el 2019 los estados recaudaron 163 mil 749 millones de pesos; la Ciudad de México se colocó como la entidad que mayor cantidad de ingresos propios registró con una recaudación del 36% de su recurso total.
La pobre aportación de recursos propios que registran las entidades está ligada a que de los los 17 impuestos que se pudieron recaudar en 2019, en promedio las entidades obtuvieron ingresos de siete, para el caso concreto de Querétaro fue de seis.
Las facultades tributarias que más se cobran -en los 32 estados- son el impuesto sobre nómina, mismo que representa el 62 por ciento de los ingresos, seguido de la tenencia. Mientras que los menos recabados fueron el impuesto por actividades mercantiles y por explotación de minas.
El IMCO emitió una serie de recomendaciones que incluyen la modificación o creación  “impuestos progresivos”, es decir que tomen en cuenta la capacidad económica de la persona obligada, así como la reducción de lo gravámenes a los asalariados. Lo anterior, al considerar que es una desventaja al desincentivar el trabajo formal, presionar  los sueldos a la baja y reducir las oportunidades de empleo.
También señalaron que el cobro de la tenencia supone algunas ventajas claras como reducir la desigualdad al ser un impuesto progresivo, contribuir al combate contra el cambio climático y reducir costos de infraestructura asociada a los autos, a pesar de ello varios estados han optado por eliminar este impuesto.

Nuestra red editorial


Codicegrafía
El templo hundido en Infiernillo
EnBici.life
Alex Acero: Sin paradigmas
Pesos y Centavos
¿Cómo borro mi buró de crédito?
Códice Informativo
Deserción escolar, otro síntoma de la pandemia