Matrimonio y trabajo infantil siguen siendo retos en el México de 2021


Por Miriam Vega el 28/04/2021
 Matrimonio y trabajo infantil siguen siendo retos en el México de 2021

Foto: Archivo

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), estas realidades incluso empeoraron durante 2020

En México, seis de cada mil niñas de 12 a 14 años se han unido o casado, lo que supone un aumento en el matrimonio infantil durante el 2020 respecto a 2010; así lo dió a conocer Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) declaró al matrimonio infantil es un acto de despojo de la infancia, que impide la libertad física de la persona, así como su capacidad de decidir su futuro por sí misma y es el resultado de una arraigada desigualdad de género, lo cual afecta a las niñas de manera desproporcionada.

Se acerca el Día del Niño en México, una fecha que conmemora y reconoce los derechos de todas las niñas y los niños; sin embargo las condiciones de los infantes en nuestro país sigue siendo precaria, inclusive en los derechos más elementales.

El aumento de matrimonios en menores edad es una falta alarmante al cumplimento del respeto de los derechos de los niños y niñas, lamentablemente no es la única que el INEGI registró durante el año pasado. El 2020 también supuso un incremento del trabajo infantil, donde se descubrió que 122 de cada mil niños y niñas trabajan.

En el país residen 31.8 millones de niñas y niños de cero a 14 años de edad y representan un 25.3 por ciento de la población total; el estudio elaborado por el INEGI, explora las condiciones en las que los infantes se encuentran actualmente.

El 87.9% de las niñas y niños en el país disponen de servicios de drenaje, energía eléctrica, agua entubada y piso firme en sus viviendas; sin embargo el porcentaje desciende para el caso de las niñas y niños en cuyos hogares se habla alguna lengua indígena (61.0%).

El 5.4% de las niñas y niños de 3 a 14 años hablan alguna lengua indígena y 1.7% de los menores de 15 años de edad son afromexicanos o afrodescendientes, mientras que 6.5% de la niñez en México tiene alguna discapacidad, condición mental o algún tipo de limitante física.

Tener una discapacidad, hablar una lengua indígena o ser afromexicano, supone para muchos niños un obstáculo para el libre goce de sus derechos.

En el tema de la educación, el 4.0% de quienes hablan lengua indígena y 4.3% de quienes tienen alguna limitación, discapacidad o condición mental, en la población infantil de 6 a 11 años; no tienen escolaridad, en contraste con 1.1% y 1.2% de los no hablantes de lengua indígena. Esta brecha tiende ampliarse con la edad, sobre todo en los niños y niñas que hablan una lengua indígena.

Nuestra red editorial


Codicegrafía
El templo hundido en Infiernillo
EnBici.life
Alex Acero: Sin paradigmas
Pesos y Centavos
¿Cómo borro mi buró de crédito?
Códice Informativo
Deserción escolar, otro síntoma de la pandemia