Amenaza pandemia a las tradiciones de Semana Santa


Por Miriam Vega el 01/04/2021
 Amenaza pandemia a las tradiciones de Semana Santa

Foto: Archivo

Las celebraciones litúrgicas que trae consigo la Semana Santa han sido motivo de múltiples actividades a lo largo de la historia de nuestro país y […]

Las celebraciones litúrgicas que trae consigo la Semana Santa han sido motivo de múltiples actividades a lo largo de la historia de nuestro país y de nuestro estado. Sin embargo la pandemia de COVID-19 ha puesto estas tradiciones al borde de la extinción, al menos en el futuro cercano.

A un año de que se declaró la emergencia sanitaria y las medidas de seguridad que pusieron fin a los eventos masivos, incluyendo aquellos que pertenecen al terreno de la fe, este Jueves, Viernes y Sábado Santos, se celebrarán en aislamiento por segunda vez consecutiva debido a las reglas que marca la Nueva Normalidad.

Atrás quedaron esas imponentes celebraciones, copadas de feligreses que observaban y participaban de la representación de Las Tres Caídas. La dramatización del Vía Crucis es un evento que se acostumbraba realizar en todos los municipios del estado. Un elemento importante de este festejo eran las procesiones, que en otros tiempos tapizaban de crucifijos, Cristos y personas las calles, senderos, parajes naturales e incluso cerros.

Las celebraciones litúrgicas que entornan la Semana Santa eran motivo de un sin fin de andanzas, un conglomerado de personas, sí, pero también de música, color y mucha devoción.

Durante el Jueves Santo en Cadereyta de Montes se realizaba la Procesión de los Cristos, donde se veían no sólo los Cristos de las iglesias, sino que los pobladores abarrotaban las calles cargando sus propias imágenes de todos los tamaños y estilos. En el mismo día, en el municipio de San Juan del Río, se daba la tradicional Visita de los siete altares, mediante la que se recuerda el trayecto de Cristo antes de su crucifixión.

Las representaciones de la Pasión de Cristo y la Procesión del Silencio, son los actos principales durante el Viernes Santo, ambas logran congregar a miles de personas, en este y otros estados y suponían un imponente espectáculo incluso a nivel internacional.

Durante e Sábado de Gloria se daba la Vía Matrix o Vía dolorosa, un recorrido que se hacía con la imagen de la Virgen María a mano, por las mismas estaciones que Jesús pasó con su cruz en el camino al Calvario, el día anterior. Ya cercana la noche, en un ambiente de festejo y regocijó, algunas comunidades aun llevaban a cabo la tradicional quema de Judas con figuras de cartón fabricadas generalmente durante la Cuaresma y que representan a los siete pecados capitales.

Hay una esperanza generalizada de que todas estas bellas tradiciones se puedan recuperar el próximo año, cuando la pandemia sea historia pasada. Por el momento, lo que corresponde es aguantar y esperar que la suspensión de actividades no merme la fe de la población queretana.

Nuestra red editorial


Codicegrafía
El templo hundido en Infiernillo
EnBici.life
Alex Acero: Sin paradigmas
Pesos y Centavos
¿Cómo borro mi buró de crédito?
Códice Informativo
Deserción escolar, otro síntoma de la pandemia