Significados ocultos de una ciudad maya: zona arqueológica de Dzibilchaltún


Por Miriam Vega el 28/03/2021
 Significados ocultos de una ciudad maya: zona arqueológica de Dzibilchaltún

Dzibilchaltún es una ciudad con paredes que hablan y cuentan el sentido de la vida, la creación del universo y la filosofía de nuestros antepasados

La zona arqueológica de Dzibilchaltún “es una maqueta del Universo” y “una de las expresiones humanas más significativas y que trasciende en el tiempo”, situada en Yucatán.

De acuerdo con el investigador y arqueólogo de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Víctor Hugo Ruiz Ortiz, se trata de un complejo de edificaciones prehispánicas entremezcladas con el entorno natural, cuenta en sí mismo la historia de nuestra cultura.

A través de su arquitectura y disposición geométrica supone una maqueta del Universo, estudiado por los antiguos mayas.

Dzibilchaltún es una ciudad con paredes que hablan y cuentan el sentido de la vida, la creación del universo y la filosofía de nuestros antepasados.

El diseño de todo el recinto lo convierte en un “texto” gigante capaz de dar información primordial sobre toda una cultura de sorprendentes conocimientos científicos y tecnológicos: incluyen creación de calendarios, estructuras destinadas para la observación astronómica y un fuerte manejo de la geometría y matemática, muy presente en sus estructuras.

Víctor Hugo Ruiz Ortiz, académico del Centro Peninsular en Humanidades y Ciencias Sociales (CEPHCIS) de la UNAM, con sede en Mérida, Yucatán, estudia la antigua ciudad de Dzibilchaltún, que significa “lugar donde hay escritura en las piedras” en lengua maya.

Para interpretar el mensaje oculto de la urbe maya, el arqueólogo emplea un método denominado Lenguaje Geométrico-Arquitectónico para cruzar la información contenida en códices con la arquitectura del sitio arqueológico.

Conservar el patrimonio y herencias culturales es una prioridad para Hugo Ruiz, quien trabaja en los aspectos teóricos de la restauración, porque “no podemos seguir midiendo nuestro patrimonio con reglas occidentales. Tenemos que comprenderlo desde su esencia. Debemos buscar otra forma de auto leernos, de referirnos a nosotros mismos, y estar muy orgullosos de tener estos ancestros”.

Nuestra red editorial


Codicegrafía
El templo hundido en Infiernillo
EnBici.life
Alex Acero: Sin paradigmas
Pesos y Centavos
¿Cómo borro mi buró de crédito?
Códice Informativo
Deserción escolar, otro síntoma de la pandemia