Pymes enfrentan problemas para convertirse en empresas grandes, según estudio del IMCO


Por Nadia Bernal el 18/02/2021
 Pymes enfrentan problemas para convertirse en empresas grandes, según estudio del IMCO

Foto: Archivo

Cabe recordar que una microempresa es aquella en la que laboran menos de 10 empleados; una pequeña o mediana empresa en la que trabajan entre 11 y 250 individuos; y una empresa grande aquella cuyo número de trabajadores es mayor a 250

Durante los últimos quince años, las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) no han tenido oportunidad de crecimiento para convertirse en empresas más grandes, ya que desde 2003, las micro, pymes y grandes empresas continúan representando el 94.9%, el 4.9% y el 0.2% del total de empresas, respectivamente, cifra que se mantuvo hasta el 2018.

De acuerdo al estudio “De la informalidad a la competitividad” presentado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) esto significa que, en México, las pymes tienen pocas oportunidades para crecer y convertirse en grandes empresas ya que se enfrentan a barreras estructurales como una regulación poco favorable, la falta de Estado de derecho que promueve un ambiente de extorsión y políticas de capacitación a emprendedores no diseñadas para un ambiente de competencia y competitividad.

A partir de los Censos Económicos es posible identificar a la inseguridad, los altos gastos en el pago de servicios (p. ej. luz, agua y telefonía) y los altos impuestos como los principales factores que amenazaron su permanencia en el mercado durante 2018. En menor proporción, estas empresas señalaron también al exceso de trámites gubernamentales (18%) los altos costos de las materias primas (18%), la competencia desleal (18%) y la competencia de los negocios informales (17%) como algunos de los elementos que limitaron su competitividad”, señala el informe.

En el estudio elaborado con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), se tiene que sólo el 31 por ciento de los trabajadores fueron empleados en pymes, el 32 por ciento en grandes empresas y el 37 por ciento pertenecieron a micro empresas.

Y, aunque hay una mínima diferencia entre los empleados pymes y empleados de grandes empresas, el Imco señala que existe una brecha muy amplia en la productividad de cada uno; por ejemplo, mientras que en 2018 las pymes contribuyeron con el 28% de la producción bruta total, las grandes empresas aportaron el 61%. En términos de la producción bruta per cápita, cada uno de los trabajadores empleados en pymes aportó, en promedio, 755 mil 751 pesos. Esta cifra representa poco más de la mitad de lo que un trabajador empleado en una gran empresa, en promedio, produjo ese año: 1.5 millones de pesos.

A nivel estatal, hasta 2018, Querétaro tenía menos del 4 por ciento de personal en pymes; sólo siete de las 32 entidades federativas del país agruparon a poco más de la mitad de los trabajadores empleados en empresas de este tamaño: Ciudad de México (14%), Jalisco (9%), Estado de México (8%), Nuevo León (8%), Guanajuato (5%), Baja California (4%) y Veracruz (4%)

Cabe recordar que una microempresa es aquella en la que laboran menos de 10 empleados; una pequeña o mediana empresa en la que trabajan entre 11 y 250 individuos; y una empresa grande aquella cuyo número de trabajadores es mayor a 250.

Nuestra red editorial


Codicegrafía
Muerte por COVID: un trámite largo y difícil para las familias
EnBici.life
Raúl Jiménez y Daniela Basso: Amor a primera vista
Pesos y Centavos
La nueva 'Ley Home Office', una realidad
Códice Informativo
Deserción escolar, otro síntoma de la pandemia