Negocios de inmigrantes en EE.UU. podrán acceder a nuevos financiamientos en 2021


Por Staff Códice Informativo el 27/01/2021
 Negocios de inmigrantes en EE.UU. podrán acceder a nuevos financiamientos en 2021

Desde el inicio de la crisis sanitaria, el gobierno de Estados Unidos autorizó préstamos para negocios llamados PPP (Paycheck Protection Program) para ayudar a las compañías a mantener a su fuerza de trabajo contratada, sin embargo las empresas creadas por inmigrantes están entre las que menos se han beneficiado del programa.

El mundo de los negocios tuvo uno de los años más complicados en toda la historia. Como consecuencia, el 2021 presenta retos para los emprendedores que no podrán ser sorteados sin la ayuda de buenas estrategias y capital para financiarse.

Ejemplo de esto son los emprendimientos de inmigrantes en Estados Unidos que, como el resto del mundo, han sido duramente golpeados por las restricciones de movilidad para contener la pandemia de COVID-19. Aunado a ello, durante los últimos cuatro años su situación política y social se ha complicado por otros factores.

Las políticas del gobierno encabezado por el presidente saliente, Donald Trump, han restringido las posibilidades de crecimiento de personas que buscan el sueño americano. El panorama ante el cambio de gobierno parece ser favorecedor, no obstante, será difícil corregir el camino a corto plazo.

Las oportunidades para los inmigrantes de acceder a un financiamiento existen, pero son difíciles de conseguir. Los préstamos otorgados por medio de la Small Business Administration (SBA), o las becas y subvenciones cedidas por el gobierno federal, requieren documentación con la que la mayoría no cuenta, así como procesos largos y burocráticos para conseguirlas.

Por esta razón, los préstamos para negocios otorgados por Camino Financial se convierten en una alternativa viable para los connacionales que buscan lograr sus metas en Estados Unidos.

 

Situación de los pequeños negocios en Estados Unidos

Hasta el año 2019 existían en Estados Unidos 30.7 millones de pequeñas empresas que generan un total de 59.9 millones de trabajos, según datos de la SBA. A raíz de la llegada del coronavirus, más de 160 mil empresas han tenido que cerrar en todo el territorio estadounidense de acuerdo con el estudio Yelp: Local Economic Impact Report.

Los negocios de migrantes también han sido víctimas de estos estragos, y si se le agregan problemas como la discriminación y la falta de acceso a financiamiento para sus empresas, la situación se agudiza. Desde el inicio de la crisis sanitaria, el gobierno de Estados Unidos autorizó préstamos para negocios llamados PPP (Paycheck Protection Program) para ayudar a las compañías a mantener a su fuerza de trabajo contratada, pero las circunstancias no han sido las ideales.

 

Préstamos para negocios PPP (Payment Protection Program)

Este programa fue la iniciativa principal del gobierno de Donald Trump para que los pequeños negocios pudieran contener los golpes recibidos por la pandemia de COVID-19.

Sin embargo, originó conflictos desde el inicio. De acuerdo con la investigación publicada en el estudio The Ongoing Impact of COVID-19, del total de empresas de propiedad latina, 33 por ciento aplicó para el fondo y solamente 10 por ciento lo consiguió. Las principales razones para no recibirlo fueron la falta de documentación, de datos bancarios y de asesoría al momento de aplicar.

Además de esta situación, en el mes de diciembre se develó que solo el 1 por ciento de las empresas que solicitaron el apoyo concentraron más de un cuarto del presupuesto total. Según información publicada por The New York Times, grandes firmas de abogados como Boies Schiller Flexne, operadores de pistas de caballos y cadenas de restaurantes, recibieron la mayor cantidad de apoyo, dejando a pequeñas empresas sin esta posibilidad.

Esta situación se origina desde la regulación. Para la SBA cualquier empresa con menos de 500 empleados es considerada pequeña empresa, por lo tanto, forman parte de este programa de ayuda desde pequeñas tiendas en poblados alejados hasta compañías con cobertura nacional en Estados Unidos.

Ante este panorama, una opción para conseguir préstamos para negocios es Camino Financial, esta organización aprueba financiamientos desde la visión de los migrantes latinos, los requisitos son mejores y ofrecen ayuda permanente de un asesor que encontrará el producto financiero hecho a la medida de cada emprendedor.

La situación de los inmigrantes en los Estados Unidos puede tener un mejor desenlace con la administración gubernamental entrante; Joe Biden se ha comprometido a revertir decisiones políticas como la construcción del muro en la frontera entre México y Estados Unidos, y probablemente algunas otras decisiones en temas migratorios se echarán abajo.

Mientras esto sucede, las pequeñas empresas de inmigrantes se deben mantener en pie en contra de las circunstancias. La situación actual requiere hacer uso de todos los recursos disponibles, ya sean redes sociales, plataformas digitales de pago, servicios a domicilio o acceder a préstamos para negocios que faciliten la implementación de cualquier adaptación.

Nuestra red editorial


Codicegrafía
Muerte por COVID: un trámite largo y difícil para las familias
EnBici.life
Raúl Jiménez y Daniela Basso: Amor a primera vista
Pesos y Centavos
La nueva 'Ley Home Office', una realidad
Códice Informativo
Deserción escolar, otro síntoma de la pandemia