Autores intelectuales de torturas contra Lydia Cacho podrían permanecer impunes


Por Staff Códice Informativo el 17/11/2020
 Autores intelectuales de torturas contra Lydia Cacho podrían permanecer impunes

Foto: Especial

Han pasado más de 15 años desde que la periodista fue detenida ilegalmente en Cancún

A quince años de la tortura que la periodista Lydia Cacho habría recibido por órdenes del entonces gobernador de Puebla, Mario Marín y del empresario Kamel Nacif Borge, aún no queda claro si la periodista recibirá justicia.

De acuerdo con información publicada por el diario español “El País“, los principales implicados en la detención ilegal y presunta tortura contra la periodista, han solicitado amparos contra una resolución dictada el año pasado por fiscal general Alejandro Gertz Manero.

En dicha resolución, la fiscalía señaló que había elementos para procesar tanto a Kamel Nacif como a Mario Marín, así como a Hugo Adolfo Karam Beltrán, quien por entonces dirigía la policía judicial en el estado de Puebla.

Una vez emitida la resolución, Nacif Borge huyó a Líbano, donde fue ubicado por la Fiscalía en junio de este año. No obstante, conseguir su extradición ha sido una verdadera “piedra en el zapato” para las autoridades mexicanas.

A este revés se suma una decisión judicial emitida en septiembre del año en curso. Dicha decisión, ordenada por jueces federales, dio instrucciones a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) para descongelar cuentas con valor de hasta 800 millones de pesos a nombre de Kamel Nacif.

Además, la decisión judicial benefició también a Mario Marín, cuyas cuentas también habían sido congeladas por la UIF.

Hasta el momento, tanto Marín como Karam han interpuesto amparos ante lo que señalan es un proceso “viciado” en el que no se han cumplido las condiciones debidas y en el que, según sus abogados, no hay pruebas que los señalen como culpables.

En este sentido, los únicos que han pisado la cárcel por las torturas contra la periodista son los autores físicos, policías de Quintana Roo y Puebla que decían obedecer instrucciones de Nacif, Karam y Marín. Uno de estos policías, José Montaño, podría salir de la cárcel en diciembre del año en curso, dado que habría concluido su sentencia.

Cabe destacar que las acusaciones presentadas por Lydia Cacho no son menores y que además hay grabaciones telefónicas entre Marín y Nacif Borge en las que el primero se comprometía a garantizar que a Cacho la violaran en prisión.

Además, la periodista fue detenida en Quinta Roo por policías vestidos de civil y trasladada durante más de 14 horas en condiciones inhumanas hasta un reclusorio en la ciudad de Puebla.

Al momento de su detención en 2005, Lydia Cacho investigaba redes de trata de menores y de abuso sexual infantil en los que estaban involucrados varios empresarios textiles de ascendencia libanesa, entre ellos el hoy preso Jean Succar Kuri.

Como parte de estas investigaciones, cuyos resultados aparecen en el libro “Los demonios del edén“, Lydia Cacho logró trazar una red de trata en la que estaban involucradas autoridades tanto de Quintana Roo como de Puebla y Veracruz.

Además de Kamel Nacif y Mario Marín, otros políticos involucrados en las investigaciones de Cacho son Miguel ángel Yunes Linares, exgobernador panista de Veracruz y Emilio Gamboa Patrón, senador por el Partido Revolucionario Institucional.

Nuestra red editorial


Codicegrafía
¿Qué va a pasar con la Iglesia Católica?
EnBici.life
Mauricio Ochmann: Bajo el reflector
Pesos y Centavos
¿Qué hacer si aún no puedo pagar mi crédito?
Códice Informativo
Conoce el área COVID del Hospital General de Querétaro