| | www.codiceinformativo.com

MENU

»Tatiana Clouthier, “chaira” entre los “fifís”



Por: Daphne Martínez
clouthier

Foto: Especial

Contra lo que podría suponerse, Tatiana Clouthier fue a escuelas públicas, así lo confiesa durante su conversación con Sabina Berman con motivo de la edición 2019 del Hay Festival Querétaro en el Teatro de la República.

De éste y otros temas hablan la excoordinadora de campaña AMLO, hoy diputada federal, y la dramaturga y colaboradora de Proceso.

Mis once hermanos y yo fuimos a escuelas públicas“, dice Clouthier, una mujer alta y rubia, sin el menor asomo de verguenza, “mi papá quería que conociéramos la realidad y el país en el que vivíamos, que supiéramos que nada lo merecíamos por nacimiento. Cuando era 21 de marzo, regresaba de trabajar y nos preguntaba porqué no teníamos clase, quien respondiera bien, obtenía un premio“.

¿Era entonces pro-Juárez tu papá?” pregunta Berman, conciente de la militancia de Manuel Clouthier “Maquío” en un partido (el PAN) donde las simpatías hacia el Benemérito de las Américas no son precisamente abundantes.

Mi papá“, continúa Tatiana con el acento alebrestado de quien ha crecido en Culiacán, “era sencillamente pro-México“.

Más adelante, la conversación toma un rumbo menos personal, la dramaturga quiere saber cuándo y cómo fue el primer encuentro entre Clouthier y Andrés Manuel López Obrador.

La norteña responde, otra vez sin titubear: Aunque la relación formal con el hoy presidente empezó en 2011, se conocieron en 2006, cuando Andrés Manuel la invitó junto con su marido para “platicar“. Durante la reunión, que fue en casa de Graco Ramírez, exgobernador perredista de Morelos y “una fichita“, parafraseando a la propia Tatiana, el presidente habló de tal manera sobre el uso del dinero público que a la entonces panista, no le quedó menor duda respecto a su honestidad.

Hablando sobre el Fobaproa dijo que el dinero público no se debía usar para fines personales y que se debía separar el poder económico del político, pero además estaba otra cosa, yo veía el florecimiento de la Ciudad de México a partir de un parque frente a mi casa (durante su gobierno), había consistencia, AMLO manejaba un vocho“.

Seis años después de este primer encuentro, la hija de Maquío estaba apoyando activamente en la campaña presidencial de López Obrador. Por supuesto, no fue sencillo, considerando que varios de sus hermanos y hermanas siguen militando en el PAN.

Esto, no obstante, no fue impedimento para que Tatiana recibiera apoyo de su familia, pues en un mitin para la campaña de Andrés Manuel en Culiacán, su mamá, la viuda de Maquío, se encargó personalmente de organizar los arreglos florales para el mitin.

En 2018, ya como coordinadora de campaña y candidata a una diputación federal, Tatiana Clouthier enfrentó una vez más la incomodidad de militar en Morena con una familia panista, pues una de sus hermanas era candidata a diputada local en Nuevo León por ese partido y uno de sus hermanos era candidato independiente en Sinaloa.

Más adelante, la tensión, ya no con familiares, sino con otros miembros de la organización albiazul, llegó a puntos álgidos como cuando una panista le dijo en plena legislatura que “debería sentir vergüenza de malbaratar así el apellido de su padre“.

A Tatina, ninguna de estas cosas le hace mella, por el contrario, reafirman su convicción de que la única forma de servir al país y “honrar el apellido de su padre” es construyendo un país sin corrupción donde la sociedad civil tenga poder, sin importar el partido en el gobierno.

Para mí la 4ta transformación tiene que ver con qué vamos a hacer como individuos, como miembro de la sociedad civil paré lo que quise con los ciudadanos unidos. El ciudadano se tiene que sumar con quien sea cuando es a favor de lo que cree y oponer a lo que sea cuando no es a favor de lo que cree“, insiste.

Más adelante, cuando Berman le pregunta qué hacer ante algunas señales preocupantes que ya se ven en Morena, sobre todo la “flora y fauna” priistas que permean en algún sector del partido, Tatiana vuelve a la misma respuesta: Denunciar. Si la la ciudadanía ve corrupción, debe denunciar, no quedarse cruzada de brazos ni esperar, apáticamente, a que el gobierno haga solo su trabajo.

También revira, sin embargo, para advertir que no todo es catastrófico en el nuevo gobierno y que se han logrado cosas positivas, como la cancelación de 130 cuentas por parte del queretano Santiago Nieto o la eliminación de gastos superfluos en cámaras.

Yo no me quejo de lo que no estoy dispuesta a cambiar, la ciudadanía tiene que hacerse responsable y tomar en sus manos el control de este país, no esperar siempre a que la solución venga desde arriba“, enfatiza la diputada sinaloense antes de concluir la conversación y salir al vestíbulo para firmar “Juntos hicimos historia“, su libro de memorias donde habla sobre su rol como “brazo derecho” de Andrés Manuel López Obrador.