| | www.codiceinformativo.com

MENU

»Por alimentos contaminados, al año mueren 420 mil personas: ONU

En el marco del primer Día Mundial de la Inocuidad de los Alimentos, la ONU alertó que la ingesta de alimentos contaminados provoca la muerte de casi una de cada 10 personas en el mundo



Por: Staff Códice Informativo
comida

Foto: Especial

Naciones Unidas, 7 Jun (Notimex).- Alrededor de 600 millones de personas enferman y unas 420 mil mueren debido al consumo de alimentos contaminados por bacterias, virus, parásitos o sustancias químicas, estimó la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En conmemoración del primer Día Mundial de la Inocuidad de los Alimentos, el organismo alertó que la ingesta de alimentos contaminados provoca la muerte de casi una de cada 10 personas en todo el mundo cada año.

Estimó que “los daños a la salud, provocan graves pérdidas económicas, especialmente a los países de ingresos bajos y medios”, por lo que el objetivo de la conmemoración de este día es impulsar los esfuerzos para conseguir que los alimentos sean aptos para el consumo sin riesgos.

Bajo el lema “la inocuidad alimentaria es un asunto de todos”, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) señaló que “los alimentos nocivos obstaculizan el desarrollo de muchas economías de ingresos bajos y medios, causando pérdidas en productividad estimadas en 95 mil millones de dólares debido a enfermedades, discapacidades y muertes prematuras”.

En cambio, destacó que la inocuidad ayuda a la seguridad alimentaria, la salud, la bonanza económica, la agricultura, al desarrollo sostenible y al turismo.

Refirió que la FAO y la Organización Mundial de la Salud (OMS) unieron esfuerzos “para prevenir, gestionar y responder a los riesgos que se pueden producir a lo largo de la cadena de suministro de alimentos, en colaboración con los productores y vendedores de alimentos, autoridades reguladoras y otras partes interesadas”.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom, destacó que la jornada representa una oportunidad única para “sensibilizar a los gobiernos, productores y consumidores sobre los peligros de los alimentos insalubres”.

“Desde la explotación agrícola hasta la mesa, todos tenemos un papel que desempeñar para lograr que los alimentos sean inocuos”, manifestó.