| | www.codiceinformativo.com

MENU

»Los costos de la muerte: servicios funerarios y valor de mercado

Más allá de la parte tradicional y cultural, hay otro sector que representa una veta económica importante y que está directamente relacionado con el fallecimiento de personas: los servicios funerarios



Por: Staff Códice Informativo
descarga

Foto: Especial

No es un secreto que las festividades por el Día de Muertos son una importante fuente de ingresos para diversos sectores económicos, sobre todo para el comercio, ya que en estas fechas existe un importante consumo de bienes relativos a los festejos.

Más allá de la parte tradicional y cultural, hay otro sector que representa una veta económica importante y que está directamente relacionado con el fallecimiento de personas: los servicios funerarios.

En México y el mundo, empresas privadas e instituciones públicas ofrecen estos servicios que, llegado el momento, serán necesarios para el grueso de la población.

Aunque los costos varían, la mayoría de las funerarias ofrecen un paquete en el que se incluye velación, ataúd, traslado y algún otro detalle que puede cambiar según la empresa que se contrate.

De acuerdo con información consultada por Códice Informativo, en Querétaro las empresas funerarias ofrecen un servicio básico que va de los 21 mil a 22 mil 500 pesos; aunque evidentemente existen opciones que pueden sobrepasar estos costos por un amplio margen.

En 2017 en México fallecieron 703 mil 47 personas, de acuerdo con cifras del Inegi; tomando como punto de referencia los costos básicos antes citados, esto representaría un mercado de entre 14 mil 763 millones 987 mil pesos y 15 mil 818 millones 557 mil 500 pesos, cifras para nada despreciables.

Sin embargo, no todos están dispuestos a contratar un servicio privado, por lo que su opción será acudir ante alguna institución pública para cubrir esta necesidad.

El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) ofrece un paquete funerario básico por un precio de 3 mil 930 pesos para el público en general, y de 2 mil 620 pesos para los derechohabientes. En ese mismo tenor, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ofrece también un servicio básico “que va de dos mil 443 pesos hasta 3 mil 411 pesos, de acuerdo con la zona geográfica”, según se lee en su sitio web.

Con estos precios el valor de mercado disminuiría de forma dramática, sin embargo, como ya se apuntaba, esto solo se refiere a los servicios más sencillos, por lo que el potencial del sector es evidente.

Así lo han entendido las empresas que prestan servicios funerarios, pues en su oferta se encuentran los planes previsores, que implican que el interesado contrate el servicio con anticipación y que cubra los gastos funerarios mucho antes de la muerte. Este formato permite abaratar los costos y que el fallecimiento de una persona sea menos oneroso para los familiares.

Además, el servicio, en la mayoría de los casos, puede ser transferido a algún familiar o conocido en caso de que el titular así lo requiera, por lo que este aspecto es un extra que vuelve más atractivo este formato.

Sin duda, este panorama es un incentivo para investigar y conocer la mejor opción para ser velado, enterrado o cremado, pues en algún momento, por causas naturales o accidentales, tendremos que contratar servicios funerarios.