| | www.codiceinformativo.com

MENU

»Las haciendas, memoria viviente del Camino Real de Tierra Adentro

Distribuidas por todo el estado, el auge de las haciendas se debió a la cercanía que tenían con el Camino Real de Tierra Adentro.



Por: Staff Códice Informativo
Viborillas

Hacienda Viborillas / Foto: tomada de Facebook

Las haciendas ubicadas en territorio queretano dan muestra del esplendor vivido en tiempos pasados. Distribuidas por todo el estado, su auge se debió a la cercanía que tenían con el Camino Real de Tierra Adentro.

Esta ruta, creada en el siglo XVI y que abarcó desde la Ciudad de México hasta Santa Fe, capital de la antigua provincia de Nuevo México, permitía la comunicación con el norte del territorio de la Nueva España. Por ella transitaban cargamentos con bienes que eran intercambiados en distintas regiones. Se le conoció también como la Ruta de la Plata, pues favoreció la actividad minera de Zacatecas.

En el 2010, la Unesco declaró el Camino Real como Patrimonio Mundial por su valor histórico, ya que en su momento permitió el desarrollo del territorio y el establecimiento de vínculos sociales, culturales y religiosos de diversas culturas.

Hoy las haciendas y monumentos que forman parte de esta ruta son escenario de espectáculos de charrería y recorridos a caballo que pueden ser disfrutados por todo público. El idilio en torno a la vida de provincia se ve reflejado en estos lugares donde se narran leyendas o anécdotas referentes a la historia queretana, y se disfruta de la gastronomía típica, como la barbacoa de cordero o las carnitas de cerdo.

Actualmente las haciendas no tienen las mismas funciones que en otras épocas. Algunas han sido restauradas y ahora son hoteles boutiques, como es el casco de la Hacienda Galindo, o en salón de eventos, en el casco de la Hacienda Viborillas, ubicada en el municipio de Colón. La Hacienda La Llave, por ejemplo, es una base militar cuyo acceso es restringido si no se cuenta con un permiso o cita previa.

Otro atractivo en la Ruta de las Haciendas es el Puente de la Historia, ubicado en San Juan del Río, por este lugar pasaron tropas insurgentes y revolucionarias, así como cargamentos de minerales. También en este municipio se encuentra el Museo de la Muerte, otrora cementerio municipal y ahora lugar para conocer leyendas, las cuáles atraen a visitantes deseosos de escuchar estos relatos, así como de observar las tumbas que aquí se encuentran.

Vale la pena realizar este recorrido para conocer más sobre estas construcciones que forman parte de la historia mexicana. Los trabajos de conservación han permitido que la región sea un atractivo turístico para visitantes que desean conocer más sobre el pasado de estos sitios, así como de su gastronomía y costumbres.