| | www.codiceinformativo.com

MENU

»¿Estamos los mexicanos preparados para las consultas populares?

De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Cultura Política y Prácticas Ciudadanas, 8 de cada 10 ciudadanos “perciben la política como un tema muy complicado o algo complicado” y el 65% declara “tener poco interés en la política”



Por: Staff Códice Informativo
Consulta Texcoco

Foto: Archivo

Una de las críticas más fuertes que se han realizado contra las consultas de López Obrador es que la ciudadanía no está preparada para este tipo de ejercicios, sobre todo porque carecen de la preparación necesaria para discernir sobre la viabilidad de una u otra propuesta, que el grueso de la población no se informa y que, también, la mayor parte no está interesada en participar de estas decisiones.

Sobre este último aspecto, los resultados de la primera consulta pueden brindar un poco de luz sobre qué tanto está la población mexicana interesada en expresar su voluntad a través de este mecanismo: un millón 69 mil 870 votos se contabilizaron en el ejercicio, un número que representa solo el 1.19% de la lista nominal del INE, que contaba con 89 millones 332 mil 31 ciudadanos registrados a principios del 2018.

Solo el 1% decidió, entonces, el futuro de una obra con trascendencia transexenal y que implicaba pérdidas por más de 100 mil millones de pesos. Aunque se podría argumentar que, por ser el primer ejercicio de esta naturaleza que se realiza a nivel nacional, la participación fue baja, lo cierto es que no se tuvo la participación esperada para una consulta de estas proporciones; sin duda, la segunda consulta planteada por el obradorismo, en torno al Tren Maya y otros asuntos, podrá confirmar o descartar esta tesis.

¿Pero qué pasa con el interés en torno a temas relevantes para la nación?, de acuerdo con los datos de la Encuesta Nacional sobre Cultura Política y Prácticas Ciudadanas (Encup) realizada por la Secretaría de Gobernación, 8 de cada 10 ciudadanos “perciben la política como un tema muy complicado o algo complicado” y el 65% de los entrevistados declara “tener poco interés en la política”.

Los números son poco alentadores, pues esto significaría que la mayor parte de la población en México no está interesada en incidir en la política del país, lo cual podría explicar el porqué de la baja participación en la consulta.

La Encup también ofrece otro dato revelador: “Cuatro de cada diez ciudadanos piensan que en el futuro tendrán menos posibilidades de influir en las decisiones de gobierno”. Las consultas planteadas por Andrés Manuel entonces también deberán enfrentar la carga histórica que ha definido la cultura política en nuestro país. Las decisiones de gobierno nunca han estado a discusión, y eso ha moldeado una manera de entender la política en México, y fomentado, en más de una ocasión, el abstencionismo a la hora de las elecciones.

Sin embargo, los datos de la Encup corresponden a 2012, el último año en que la dependencia federal realizó un levantamiento de este tipo. Muchas cosas han cambiado en los últimos 6 años, pues las redes sociales se han fortalecido y se han convertido en un verdadero contrapeso de los medios de comunicación tradicionales, y, por primera vez en la historia de nuestro país, una fórmula de izquierda se ha hecho con la presidencia del país.

Sin embargo, es altamente probable que la cultura política de los mexicanos no se haya transformado de manera radical en los últimos años, que siga persistiendo la misma aversión a participar en la vida pública de la nación y a incidir de manera activa en las políticas de la nueva administración.

Consultar a la ciudadanía, a la luz de los datos estadísticos, parece una estrategia para validar decisiones que ya se han tomado con anterioridad aprovechando el poco interés que despiertan estas actividades en la mayoría de los mexicanos, pero también una oportunidad para cambiar la dinámica de participación ciudadana en la política nacional. Solo el tiempo definirá cuál de estas posibilidades se concreta…