| | www.codiceinformativo.com

MENU

»¡Aguas!… Querétaro y Guanajuato, en riesgo de quedarse sin el vital líquido

Los estados de Querétaro y Guanajuato presentarán graves niveles de escasez de agua potable en la próxima década si no se toman acciones determinantes para la operación de la Cuenca Lerma-Chapala



Por: Abelardo Islas
agua-potable-450x304

Los estados de Querétaro y Guanajuato presentarán graves niveles de escasez de agua potable en la próxima década si no se toman acciones determinantes para la operación de la Cuenca Lerma-Chapala, informó el presidente del Consejo del acuífero, Roberto Castañeda.

Entrevistado en el marco del Cuarto Taller “Diseñando una estrategia de seguridad hídrica y resiliencia para la Cuenca Lerma-Chapala”, expuso que ciertas partes del acuífero presentan severos niveles de contaminación, por lo que en unos 30 años podría haber problemas de abastecimiento, especialmente en esos dos estados.

“La Cuenca Lerma-Chapala es la más importante del país, pues genera más de 20 por ciento del Producto Interno Bruto, y la integran los estados de México, Querétaro, Michoacán, Guanajuato y Jalisco, donde las actividades económicas y sociales son intensas a través de la industria, la agricultura y el turismo”, dijo.

Eso significa bienestar y desarrollo, pero también significa un reto muy importante en el tema de la sustentabilidad del agua y del medio ambiente, abundó el especialista.

Esa situación, hizo hincapié, ha hecho que se haya deteriorado el agua en dos variables: la parte de la disponibilidad y la parte de la calidad del agua, por lo que en esta importante cuenca hay algunos de los ríos más contaminados del país, como es el caso del río Turbio, en Guanajuato, y el río Lerma, en el Estado de México.

Asimismo, están los graves problemas en Querétaro y Guanajuato con la sobreexplotación de sus acuíferos, alerto Roberto Castañeda al puntualizar el riesgo de no poder asegurar el abasto de agua incluso en las ciudades a partir del año 2030.

Por ello consideró fundamental ofrecer alternativas -como es el caso del Cuarto Taller- para encontrar soluciones de rescate de la cuenca Lerma-Chapala, como podría ser el caso de instalar plantas de tratamiento para disminuir los niveles de contaminación.

Asimismo, hacer valer la Ley de Aguas Nacionales y que las industrias cumplan con la Norma Oficial Mexicana NOM-001, pero ello deberá emanar de este cuarto, así como del quinto taller, próximo a su realización.