×

Opinión



Secciones




Archivos españoles y latinoamericanos se suman a la Memoria del Mundo de la Unesco

Por Staff Códice Informativo - 31/10/2017

Los negativos, publicaciones y documentos del fotógrafo mexicano Manuel Álvarez Bravo se sumaron al acervo de este registro internacional.

 Archivos españoles y latinoamericanos se suman a la Memoria del Mundo de la Unesco

Fotografía de Manuel Álvarez Bravo

La Unesco anunció el pasado lunes 30 de octubre que su registro internacional Memoria del Mundo se ha enriquecido con 78 nuevas inscripciones, que incluyen documentos y colecciones de España y diversos países de América Latina.

El Comité Consultivo Internacional (CCI) de ese programa examinó y evaluó las distintas colecciones entre los pasados 24 y 27 de octubre y sus conclusiones fueron validadas posteriormente por la directora general de la Unesco, Irina Bokova.

El Archivo General de Simancas, que reúne la documentación producida por los organismos de gobierno de la monarquía hispánica desde los Reyes Católicos hasta la entrada del Régimen Liberal; el legado testamentario del médico Ramón y Cajal y el Códice Calixtino de la catedral compostelana fueron las tres inscripciones españolas.

Brasil vio reconocidos el archivo personal de Nise da Silveira, fundadora del Museo del Inconsciente, así como la colección del educador Paulo Freire y del músico Antonio Carlos Gomes; México, por su parte, los negativos, publicaciones y documentos del fotógrafo Manuel Álvarez Bravo.

El tratado de abolición del ejército de Costa Rica y el fondo documental de la Corte de Justicia Centroamericana, también de ese país; el centro documental Villa Ocampo de Argentina, la Recordación Florida de Guatemala y el fondo documental Ignacio Ellacuría de El Salvador completaron las inscripciones latinoamericanas.

Con ellas, el Registro Memoria del Mundo pasa a contar con un total de 427 documentos y colecciones de los cinco continentes, conservados en soportes que van de la piedra al celuloide y del pergamino a la grabación sonora. Esa lista del patrimonio documental considerado de importancia mundial vela por la protección de esos fondos y por su accesibilidad.

«La labor de preservación del patrimonio documental y de la memoria en beneficio de las generaciones presentes y futuras, debe guiarse por el espíritu del diálogo, la cooperación y el mutuo entendimiento, construyendo la paz en las mentes de los hombres y de las mujeres», dijo Bokova en el comunicado.

 

EFE


Otras notas



De nuestra red editorial