×

Opinión



Secciones




QroBus y sus efectos colaterales

Por Staff Códice Informativo - 21/08/2017

Por: Karla González / Querétaro Intermodal   QroBus no es solo la construcción de carriles confinados, la adquisición de nuevas unidades, la disminución del tráfico […]

 QroBus y sus efectos colaterales

Foto: Archivo

Por: Karla González / Querétaro Intermodal

 

QroBus no es solo la construcción de carriles confinados, la adquisición de nuevas unidades, la disminución del tráfico y la constitución de una empresa que, en teoría, trabajará en beneficio de la población en materia de transporte; QroBus es un nuevo sistema que mejorará la calidad de vida de la población, así como la movilidad en la Zona Metropolitana, es un proyecto sustentable por las condiciones técnicas de las unidades, que son impulsadas por gas natural, lo cual implica menos contaminación y emisiones de dióxido de carbono en el ambiente.

La movilidad urbana como atributo de una ciudad debe ser diseñada bajo esquemas que contemplen vialidades seguras, sustentables e inteligentes, con el propósito de que los traslados sean eficientes para los usuarios. Todas las ciudades mexicanas tienen el enorme reto de generar alternativas que mejoren la calidad de vida de sus habitantes, a través del rediseño de entornos urbanos colapsados por el uso desmedido del automóvil, un medio de transporte que por años ha esclavizado a la ciudadanía.

De acuerdo con las declaraciones vertidas por Luis Bernardo Nava Guerrero, jefe de la Oficina de la Gubernatura y líder del proyecto, QroBus tiene una tendencia multidisciplinaria, ya que su instalación no solo generará conectividad en la Zona Metropolitana 1, sino que su concepto de desarrollo será integral, por lo que probablemente cumplirá con condiciones como accesibilidad universal, seguridad en los traslados, protección a la salud, reducción de carga vehicular, competitividad, atracción de más inversiones y eficiencia para que el costo sea menor, tanto para el estado como para usuarios.

Querétaro juega un papel fundamental en el desarrollo económico del país por ser un estado en el que industria, turismo y población, entre otros aspectos, están en constante crecimiento. Por eso cuando el gobierno decidió invertir económica y políticamente en el proyecto para diseñar un nuevo sistema de transporte, fue como ganar la rifa del tigre.

 

¡Toma nota!

El arranque de QroBus en la Zona Metropolitana I detonará mayor seguridad y orden vial, así como un mejor cuidado del medio ambiente al reducir de manera considerable la huella de carbono que se registra diariamente por el desmedido uso del automóvil. Contar con un mejor servicio de transporte público posiblemente aumentará el uso del mismo y bajará a muchas personas del automóvil, lo cual podría resultar en un incremento en la productividad, el orden y la competitividad de la ciudad, todo esto de la mano de una renovación a los reglamentos de tránsito, su correcta aplicación y respeto al mismo.

El incremento de la competitividad del estado empezará a ser más palpable cuando las siete líneas propuestas del transporte público operen; quizá no estén listas en esta administración estatal, pero quedarán sentadas las bases para que, quien venga, le de continuidad al proyecto.

En una charla con mi maestro favorito, Saúl Obregón, el urbanista recalcó que ningún plan de movilidad y sistema de transporte funcionará si las personas que todos los días nos trasladamos en distintos medios de transporte no mejoramos nuestros hábitos, educación y cultura vial. La columna vertebral de este enorme paso va a recaer en un 80 por ciento en el respeto que los ciudadanos tengan a los distintos medios de transporte, señalética, oficiales de tránsito y a los reglamentos derivados de la renovación del sistema.

 

Somos el reflejo de nuestras quejas

Constantemente nos quejamos del transporte público y sus operadores, y si, ¡estoy de acuerdo!, soy de ese porcentaje de la población que hace berrinche a cada rato, sobre todo porque, en el último semestre del 2017, mi medio de transporte ha sido la bicicleta. Sin embargo no tomamos en consideración el panorama completo, solo repartimos culpas y evadimos responsabilidades: señalo a los peatones que cruzan avenidas sin precaución, caminan bajo la banqueta y no hacen uso de los puentes peatonales donde los hay; me refiero a los ciclistas que transitan arbitrariamente en sentido contrario a la circulación, ponen en peligro su vida y la de los demás transeúntes; al automovilista que no respeta las líneas peatonales, que se pasa el semáforo cuando está en preventiva o en rojo, que no cede el paso, que se estaciona en segunda fila o bien en las bahías de los autobuses.

En fin… ¿a quién le toca la papa caliente?

 

¿Qué sigue?

¡El reto es enorme! Para los ciudadanos y para los nuevos empresarios (mejor conocidos  como concesionarios del transporte público) ya que, a través del servicio que brinden los operadores y el estado de las unidades, entre otras responsabilidades, mediremos si los jefes de la nueva empresa tienen calidad humana para trabajar una de las más grandes encomiendas de desarrollo competitivo, económico, sustentable, etcétera. Y por otro lado los servidores públicos, que ¡por favor! se bajen de su automóvil y caminen, usen la bici, el transporte público ¡lo que sea!, pero que den el ejemplo para comunicarse mejor con las necesidades de las personas en materia de movilidad urbana.

Para mantenerte al día y más informado sobre el tema del sistema de transporte y calidad de la movilidad urbana en Querétaro y en otras ciudades mexicanas, te invito a que visites mi página en Facebook Querétaro Intermodal

¡Te veré pedaleando!


Otras notas



De nuestra red editorial