| | www.codiceinformativo.com

MENU

PUBLICIDAD

»México, país de OCDE con estudiantes más satisfechos con su vida, según PISA

No obstante, algunos indicadores, como el del acoso escolar, son ligeramente superiores a la media en otros países de la región



Por: Staff Códice Informativo
niños_escuela

Foto: Archivo

EFEMEX

Los estudiantes mexicanos de 15 años son quienes están más satisfechos con su vida dentro de los países de la OCDE y tienen un nivel de motivación superior, aunque sufren unas tasas de ansiedad por encima de la media, reveló hoy un informe del Programa Internacional de Evaluación de los Alumnos (PISA).

En la presentación de estos resultados, la directora gerente de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), la mexicana Gabriela Ramos, aseguró en una videoconferencia desde París que esto obliga a “buscar maneras de motivar sin generar miedo al fracaso“.

La primera evaluación sobre el bienestar de los estudiantes, realizada a adolescentes de 15 años que también pasaron por las pruebas de ciencias, matemáticas y lectura de PISA en 2015, muestra que los jóvenes mexicanos fijan en 8.3 su nivel de satisfacción con la vida.

Esto les posiciona en el primer lugar entre los 34 países miembros de la OCDE -cuya media es 7.3- y en la segunda posición entre los 72 países y economías que realizaron la evaluación, solo por detrás de República Dominicana (8.5).

En México, la educación es vista por las familias como una forma de movilidad social -el 60 por ciento de los adolescentes espera completar la educación universitaria-, lo que empuja a los alumnos a querer ser los mejores de su clase.

El 96 por ciento de los adolescentes señaló que les gustaría sacar “las notas más altas” en todas o casi todas las materias. Además, el 83 por ciento se mostró de acuerdo con la frase “quiero ser el mejor, haga lo que haga”.

Esos elementos, subrayó Ramos, “deberían canalizarse para dar mejores resultados en el ámbito del aprendizaje“, ya que ahora en lo que se están traduciendo es en ansiedad y estrés.

Y es que los mexicanos de 15 años presentan tasas de ansiedad por encima de la media OCDE.

El 60 por ciento de ellos reconocen que se ponen muy nerviosos a la hora de hacer un examen, aun habiéndolo preparado.

Al 72 por ciento le preocupa que el examen le resulte “difícil“, mientras que en casa, uno de cada dos se pone “muy tenso” cuando estudia para una prueba.

El estrés y la ansiedad pueden ser el resultado de que sufren acoso, que hay profesores sin estrategias personalizadas o que el ámbito escolar no es propicio“, afirmó Ramos.

El 20.2 por ciento de los jóvenes de 15 años dijo haber sufrido acoso escolar -en cualquiera de sus variantes- al menos “algunas veces” al mes; una marca ligeramente superior a la media de la OCDE, del 18.7 por ciento.

Los datos, valoró la directora gerente de la OCDE, reflejan “el desarrollo de una forma de relacionarse que es nociva” y que hay que combatir mediante el fomento de las campañas “antibullying” y las sanciones a los acosadores.

Otro aspecto en el que México supera el promedio de los países de la OCDE es en la actividad física que realizan los alumnos fuera de la escuela; un 95 por ciento de los alumnos contestó que dedican su tiempo a estas actividades, un 2 por ciento por arriba de la media.

No realizar dichas prácticas físicas hacen que los estudiantes sean más propensos al estrés, destaca el informe.

La OCDE señala que entre 2012 y 2015 el tiempo promedio que dedican los jóvenes a conectarse a internet fuera de la escuela aumentó en 40 minutos por día.

En México, el 16 por ciento de los estudiantes fueron clasificados como “usuarios de internet extremos“, es decir, pasan en línea más de seis horas cada jornada.

Además, cerca de la mitad de los adolescentes de 15 años (el 48 por ciento) se sienten “muy mal cuando no pueden conectarse a internet”.

Por otra parte, Ramos se refirió al modelo educativo presentado por el Gobierno, que entrará en vigor en el ciclo 2018-2019, y dijo que desde la OCDE opinan que es “de vanguardia” y reconoce que las herramientas necesarias en el mundo de hoy van más allá de la mera adquisición de conocimiento.

Añadió que es un modelo “muy exigente” y que requiere una “preparación muy alta” por parte de los docentes, quienes tienen que tener el bagaje necesario para ajustar su práctica a los resultados que vayan arrojando los estudiantes.

No se trata de tener solo los mejores especialistas en pedagogía, sino que sepan cómo aplicarla“, concluyó Ramos.