×

Opinión



Secciones




Cuauhtémoc dice adiós como campeón

Por Staff Códice Informativo - 21/04/2015

Puebla supo ser contundente y, con doblete de Matías Alustiza, se impuso 4-2 a las Chivas en la Final de la Copa MX

 Cuauhtémoc dice adiós como campeón

 

 

Cuauhtémoc Blanco arrancó desde el banco de suplentes la final de Copa MX entre Puebla y Chivas, mismo que representó el último encuentro de su carrera como futbolista luego de casi 23 años como profesional, sin embargo, dijo adiós, levantando otro título, al derrotar el Puebla 4-2 a las Chivas en la final de la Copa MX.
Durante algunos minutos del partido, parecía que Temoc no jugaría en su último duelo oficial, ya que el técnico del equipo, José Guadalupe Cruz, agotó dos cambios antes de mandarlo a la cancha. Pero ya con el 4-2 a favor, al minuto 70, se animó a sacar a Matías Alustiza, autor de dos goles en la final, para que entrara a Blanco.
Alustiza cargó con la generación de ataque. El argentino probó un par de veces dentro del área, sin embargo, el gol llegó al minuto 7, cuando Facundo Erpen aprovechó una pésima salida de Toño Rodríguez y puso el 1-0.
Los locales seguían en franca mejoría y lograron el 2-0 por conducto de Luis Gabriel Rey, quien remató sólido de cabeza en el corazón del área al 25′.
En el complemento, Chivas despertó de la mano de Aldo de Nigris, el exjugador de Monterrey mandó un centro desde la izquierda que se le fue a Villaseñor para el 2-1. Un minuto después, el propio Aldo estiró la pierna dentro del área para firmar el increíble 2-2.
Al 55′, Álvarez echó por tierra el trabajo del Rebaño con una mano dentro del área poblana, la cual abrió el camino para que Alustiza lograr el 3-2 desde los once pasos.
La Franja logró liquidar con una gran jugada de Matías, quien recortó la marca y remató para superar de nuevo a Toño Rodríguez y poner el 4-2.
Se marcó un nuevo penalti, ahora a favor de Chivas, sin embargo, Aldo de Nigris mandó el balón por un lado. Para mayor dramatismo, la luz se fue del estadio por cerca de nueve minutos.
Quizá sin el brillo que merecía su trayectoria, pero el Cuau se va como campeón del futbol profesional y La Franja tiene una alegría en su difícil lucha por mantenerse en Primera División.


Otras notas



De nuestra red editorial