Suspender segundo piso, un acierto político


Por Staff Códice Informativo el 25/11/2021
 Suspender segundo piso, un acierto político

Foto: Archivo

La decisión de Mauricio Kuri de suspender el segundo piso en 5 de febrero contrasta ampliamente con el decreto de López Obrador para declarar sus obras insignia asuntos de seguridad nacional

El de ayer, miércoles 24 de noviembre, el gobernador de Querétaro, Mauricio Kuri González, anunció que desde su gobierno seguirán analizando opciones para mejorar la movilidad en el bulevar 5 de Febrero, toda vez que se dictaminó no construir el segundo piso tal como estaba previsto.

Lo que para muchos podría interpretarse como un tropiezo, un revés o un obstáculo para la administración del mandatario, es en realidad una muestra clara de inteligencia política ¿La razón? Que la obra, como se tenía planeada, estaba lejos de contar con la popularidad suficiente como para continuar en pie.

En este sentido, que el ejecutivo estatal haya decidido dar marcha atrás a uno de sus proyectos insignia, nos habla de que existe cierta sensibilidad y disposición a escuchar las inquietudes del público queretano, además de que la ejecución de obras públicas y vialidad se realizará siguiendo las disposiciones técnicas que en su momento se emitan.

Esta actitud contrasta ampliamente con otro hecho que también tuvo lugar en días recientes aunque este es de alcance nacional. Solo un día antes de que el gobernador de Querétaro anunciara la suspensión del proyecto, en Palacio Nacional el presidente Andrés Manuel López Obrador decretó que las obras insignia de su administración no solo seguirán en pie pese a la oposición que han generado, por ejemplo, entre habitantes indígenas en el sureste del país, sino que además las protegerá el ejército, toda vez que se catalogaron como asuntos de seguridad nacional.

Insistir en ejecutar obras que generan oposición entre grupos poblacionales está lejos de ser una estrategia recomendable para cualquiera que aspire a una carrera política duradera.

En Querétaro tenemos claros ejemplos de lo que sucede cuando los mandatarios priorizan sus proyectos de gobierno sobre la sensibilidad de sus gobernados. Uno muy claro es Marcos Aguilar Vega, quien tras arrasar en la elección municipal de 2015, terminó convirtiéndose en uno de los alcaldes más impopulares en la historia reciente de la capital.

Lo que hundió a Aguilar Vega en este sentido, fue su negativa a abandonar obras como la remodelación de la Alameda, que en su momento le grajearon la enemistad de amplios sectores de la sociedad queretana.

Que el ejecutivo estatal haya determinado entonces la suspensión de esta obra, es una buena jugada. Quedará pendiente ver si la suspensión del segundo piso se traducirá en un apoyo más sólido al transporte público o a la infraestructura para los ciclistas y peatones. Algo que, sin duda, traería grandes beneficios para la capital.

Nuestra red editorial


Codicegrafía
«Mirar hacia el futuro para pensar de forma pertinente el presente», propone Verónica Gerber Bicecci
EnBici.life
Alejandro Nones: en todos lados
Códice Informativo
Deserción escolar, otro síntoma de la pandemia
Link a Sintesis Informativa