¿Una red social es una arena pública?


Por Expertos TEC el 04/05/2022
Las ideas expresadas en las columnas, así como en otros artículos de opinión, no necesariamente corresponden a la línea editorial de Códice Informativo, y solo son responsabilidad del autor.
 ¿Una red social es una arena pública?

Foto: Archivo

Bajo la ilusión de la supuesta comunicación total, a veces hemos confundido estos espacios de expresión como sinónimos de arena pública y no lo son. Es como si yo montara una empresa para que varias personas se reúnan a hablar. Siempre que estén en mi empresa, bajo mis reglas, entonces podemos decir que NO es un espacio público

Por Julieta Díaz Barrón, Directora del Departamento de Medios y
Cultura Digital Región Centro Sur del Tec de Monterrey.
@julietadiazb

Uno de los varios temas que ha dominado la conversación recientemente ha sido la compra de Twitter por 44 mil millones de dólares por parte de Elon Musk, el hombre más rico del planeta. La noticia ha causado sensación por múltiples razones. Una de ellas, el motivo por el que Musk decidió la compra: según sus declaraciones, para promover una libertad de expresión no comprometida con agendas ideológicas ni de derecha ni de izquierda.

Esto ha alarmado a ciertos analistas dado que se considera a Twitter la red social para el intercambio de información y noticias. Con base en esta acepción, se corre el riesgo de que en aras de dicha libertad, se caiga en la promoción de discursos de odio o en expresiones radicales.

Y si bien una de las preguntas más pertinentes de la comunicación, en términos éticos, es la famosa: “¿debemos tolerar los discursos intolerantes?” tiene amplia pertinencia aquí, creo que valdría la pena dar un paso atrás y establecer un par de cosas. La primera, no nos equivoquemos: las redes sociales pertenecen a empresas privadas.

Bajo la ilusión de la supuesta comunicación total, a veces hemos confundido estos espacios de expresión como sinónimos de arena pública y no lo son. Es como si yo montara una empresa para que varias personas se reúnan a hablar. Siempre que estén en mi empresa, bajo mis reglas, entonces podemos decir que NO es un espacio público. Lo cual me lleva a mi segunda observación: no, las redes sociales no son espacios democráticos ni democratizadores. Quien tiene mayor voz y exposición es el o la más popular o monetizable. Una persona poco conocida rara vez puede ejercer un espacio de agencia en este tipo de arenas.

¿Soluciones? ¿Alternativas? La primera es nunca olvidar que siguen existiendo otros espacios de comunicación (personales, grupales, masivos, bidireccionales, multidireccionales, gráficos, visuales, auditivos, etc.) y que estos solo se van a convertir en verdaderos espacios de expresión en la medida de que los reconozcamos y los utilicemos. ¿Has pensado en salir de Twitter? Yo no, pero sí he pensado en que hay muchas otras maneras de comunicarse con el prójimo. Como llamarle, buscarle. Intentémoslo.

Nuestra red editorial

CodiceInformativoLogo
En prisión, posible interviniente en feminicidio ocurrido en colonia Satélite