| | www.codiceinformativo.com

MENU

PUBLICIDAD

Especialista y consultor en asuntos internacionales, Presidente de la Cámara de Negocios Kazajstán-México y Delegado de KFA en el país. Con experiencia de vida en 21 países de América, Europa, África, Asia y Oceanía, lugares en que ha mantenido los más altos contactos. Ha sido también colaborador de publicaciones en Forbes, NYT y Foreign Affairs.

»Migración: Estados Unidos le da la espalda

La migración ha sido universal e históricamente un catalizador para el desarrollo de nuestra sociedad



Por: Eduardo Magaña

El 5 de septiembre, el Fiscal de los Estados Unidos, Jeff Sessions declaró en conferencia de prensa el fin del DACA. El gobierno de Donald Trump le puso fin al Programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA, Deferred Action for Childhood Arrivals en inglés), con lo que frena el sueño de miles de jóvenes migrantes, quienes llegaron a Estados Unidos siendo niños, y quienes no conocen otro país mas que ese como su hogar. Pero ¿la migración es buena o mala? Hay quien alega que los inmigrantes roban empleos (o simplemente roban, como alega Trump), son una carga para los contribuyentes y amenazan a la cultura local. Otros, argumentamos lo contrario: que la migración estimula el crecimiento económico y ayuda a crear una sociedad más dinámica y abierta.

La evidencia a mediano y largo plazo demuestra claramente que los inmigrantes proporcionan beneficios económicos significativos. Sin embargo, existen costos económicos y sociales locales a corto plazo. Según el World Economic Forum (Foro Económico Mundial), se estima que a la fecha hay 230 millones de migrantes en todo el mundo, que representan alrededor del 3% de la población mundial. Esta proporción no ha cambiado mucho en los últimos 100 años.

Pero como la población mundial se ha cuadruplicado, también lo ha hecho el número de migrantes. También es un hecho que desde principios del siglo pasado, el número de países ha aumentado de 50 a más de 200; obviamente más fronteras significan más migrantes. En Estados Unidos, más de un tercio de los inmigrantes documentados son expertos en sus áreas de acción. Existen tendencias similares en Europa. Los gobiernos abiertos a la inmigración ayudan a los negocios de su país, que se vuelven más eficientes, adaptables y rentables.

Los gobiernos, a su vez, reciben más ingresos y los ciudadanos prosperan con el dinamismo que traen los migrantes más calificados. Sin embargo, no son vitales aquellos con mayor preparación, ya que los inmigrantes no calificados son una parte esencial del sector de la construcción, la agricultura y los servicios. De hecho, en el caso de Estados Unidos, los inmigrantes han sido fundadores de compañías como Google, Intel, PayPal, eBay y Yahoo! Y según el mismo World Economic Forum, ha habido tres veces más inmigrantes galardonados con el Premio Nobel, que el porcentaje de población inmigrante predeciría. Una investigación en el Banco de la Reserva Federal de San Francisco concluyó que “los inmigrantes expanden la capacidad productiva de la economía estimulando la inversión y promoviendo la especialización, lo que produce ganancias de eficiencia y aumenta el ingreso por trabajador”.

En nuestro México, grandes empresarios como Carlos Slim, o Lorenzo Servitje, son hijos de inmigrantes a nuestro país. ¿Quién no conoce la historia del papá, mamá, abuela, abuelo o pariente que llegó a buscar mejores oportunidades a nuestro país en un pasado no tan remoto? Y no nada más eso, nuestro país está formado por migrantes, ya sean intranacionales o internacionales.

La migración se da por desastres naturales, por expectativas económicas, sociales o situaciones políticas; todos somos migrantes de alguna manera. Es verdad que existen preocupaciones legítimas acerca de la migración a gran escala. Pero al igual que la globalización, la migración es una fuerza real y probada históricamente para el bien en el mundo – los aspectos positivos son reales aunque a veces intangibles. De lo que estoy seguro es de que la migración ha sido siempre uno de los impulsores más importantes del progreso y el dinamismo humanos. La libre migración, como el libre comercio, se encuentran a prueba, no dejemos claudicar la razón.

Post Data: Mis conocidos en el Departamento de Estado (State Department) de Estados Unidos, me hablan de un Rexit – la renuncia inminente de Rex Tillerson, el vapuleado Secretario de Estado de los EEUU, para ser remplazado por la actual embajadora ante las naciones Unidas, Nikki Haley. Algunos dicen que no llega a finales de año, otros, que no acaba ni siquiera el mes de septiembre.