#MéxicoSinQuimios


Por José Báez el 13/10/2021
Las ideas expresadas en las columnas, así como en otros artículos de opinión, no necesariamente corresponden a la línea editorial de Códice Informativo, y solo son responsabilidad del autor.
 #MéxicoSinQuimios

Foto: Cuartoscuro

Resulta dramático que el cáncer infantil sea la segunda causa de muerte en niños de 5 a 14 años en nuestro país.

Hace tres años, el acceso a un tratamiento de calidad y a medicinas suficientes para atender a niñas y niños con cáncer fue borrado cretinamente de la lista de servicios de salud que otorga el Estado. El actual gobierno federal ha retirado absurdamente el presupuesto para garantizar el cuidado especializado y la atención de esta grave enfermedad que afecta directamente a más de 7 mil 500 nuevas familias cada año, según la institución de asistencia privada Aquí Nadie Se Rinde.

Resulta dramático que el cáncer infantil sea la segunda causa de muerte en niños de 5 a 14 años en nuestro país; así de importante y prioritario debería ser el interés del gobierno por ocuparse y encargarse de la debida atención y prevención de esta enfermedad en el sector público de salud.

Ante esta nueva “normalidad”, en la que el gobierno desprecia constantemente su afecto por la vida, esta semana se presentó en la Cámara de Diputados un punto de acuerdo de urgente resolución para exigir y garantizar dentro del presupuesto federal, recursos suficientes para tratar y abastecer de medicamentos contra el cáncer a las niñas y los niños mexicanos.

Se requieren alrededor de 5 mil millones de pesos de los más de 7 billones de pesos del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para responder con dignidad y humanidad a esta problemática. Es decir, salvar la vida de nuestras niñas y niños, equivale a destinar tan solo el 0.07 por ciento del presupuesto de la federación; no hacerlo es imperdonable y cuesta miles de vidas ya que en México cada cuatro horas muere una niña o niño por cáncer.

Según la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer, se calcula que el tratamiento para el cáncer infantil cuesta a lo menos 9 mil pesos semanales; es decir, más de 450 mil pesos anuales. ¿Cuántas familias mexicanas pueden costear este tratamiento sin ayuda del gobierno? ¿El presupuesto al sector salud debe ser una prioridad del gobierno? ¡Claro! El derecho a un sistema de salud debe ser promovido y garantizado por el gobierno.

Es incuestionable que la amplísima mayoría de mexicanos se encuentra imposibilitada de solventar un tratamiento completo contra el cáncer, por lo que el financiamiento del gobierno es vital; tal y como venía ocurriendo en el pasado reciente bajo el extinto Seguro Popular que, con sus fallas y defectos, era una política pública de salud mucho mejor que sí cubría estos padecimientos y nos mantenía en ruta hacia un sistema de salud con mayor cobertura y calidad. Hoy hemos sufrido una grave regresión que debe acabar ya si queremos terminar con un #MéxicoSinQuimios.

Ver todas las columnas de José Báez

Nuestra red editorial


Codicegrafía
«Mirar hacia el futuro para pensar de forma pertinente el presente», propone Verónica Gerber Bicecci
EnBici.life
Alejandro Nones: en todos lados
Códice Informativo
Deserción escolar, otro síntoma de la pandemia
Link a Sintesis Informativa