La izquierda intransigente no puede gobernar Querétaro


Por Juan Carlos Arreguín el 09/08/2022
Las ideas expresadas en las columnas, así como en otros artículos de opinión, no necesariamente corresponden a la línea editorial de Códice Informativo, y solo son responsabilidad del autor.
 La izquierda intransigente no puede gobernar Querétaro

Morena, el Verde, el PRI y el PRD han iniciado ya sus procesos de renovación de dirigencias municipales.

Pareciera que al Partido Acción Nacional los tiempos políticos poco parecen importarle, inclusive hay señales que hacen concluir que se recogió aquella frase de: “Quien se mueve no sale en la foto”, que en el modelo vertical del PRI se impuso en el contexto del “dedazo”. Y mientras la inacción de los blanquiazules es evidente, algunos de los que se dicen cercanos a las corcholatas presidenciales vienen recorriendo el interior del Estado sumando a actores, principalmente priístas, al proyecto Federal del 2024 que se avizora ganador.

Morena, el Verde, el PRI y el PRD han iniciado ya sus procesos de renovación de dirigencias municipales, que en realidad se convierten en plataformas para futuros candidatos; ellos ya arrancaron. Mientras que en el PAN no se advierte una estrategia clara de contención ante la captación de liderazgos que se han sumado a la oposición, es más, se respira en el ambiente un aroma de temor a alzar la mano, a moverse, a crear estructuras, a operar, porque la instrucción de hace unas semanas fue contundente: nadie se adelante, dedíquense a gobernar.

El problema no es la instrucción per se, porque en efecto el Panista número uno en el Estado predica con el ejemplo, se ha dedicado de tiempo completo a gobernar y lo hace bien; pero se observa un ayuno de un equipo de estrategas electorales de su confianza que ayuden a generar las condiciones para que su partido no se rezague en la carrera por las elecciones intermedias locales. Conocedores del tema hay muchos, de hecho algunos de ellos construyeron el camino para el triunfo del 2021.

El tiempo se ha venido encima y aún no se le da el golpe. No pueden olvidarse en Acción Nacional que el holgado triunfo en las últimas elecciones fue un hecho inédito y quizá irrepetible; en muchos de los Municipios habrá un desgaste de tres años más de gobiernos, una gran cantidad de la estructura paralela se dice no reconocida y muchos más acusan incumplimiento de acuerdos, se revivirá la luchas intestina entre grupos; factores, que mermarán el amplio margen de victoria que muchos torpemente creen que les será permanente.

Aunque se nieguen a reconocerlo Morena sigue creciendo en la Entidad, si bien somos el Estado que más bajo califica el actuar del Presidente López Obrador, casi la mitad de los queretanos sí aprueban su gestión. Hay operadores de reconocida estatura política cercanos a Marcelo Ebrard que cuentan ya con una estructura base que se desplegará en la campaña presidencial, y el Canciller, hay que decirlo, al ser el menos radical de los aspirantes morenistas, también es quien mayor voto ciudadano puede obtener entre los indecisos votantes locales, o a aquellos enojados porque eventualmente no se resuelvan algunos de los temas “calientes” en la agenda pública.

Y si bien estoy seguro que Ebrard no será el candidato a la Presidencia de la República, esto no debe ser impedimento para que Acción Nacional inicie ya una estrategia clara en torno al proyecto 2024, no basta con hacer un buen gobierno, ni con los esfuerzos aislados de algunos actores que siguen tocando tierra con las herramientas que su encargo les brinda.

Soy un firme convencido de que lo peor que le puede pasar a Querétaro es que Morena gobierne aquí, por eso me atrevo a opinar, porque sé que solo Acción Nacional es hoy en la Entidad el Instituto Político que puede garantizar que esto no acontezca. Por el bien de Querétaro que se organicen ya, que deleguen en quien sabe, que el Comité Directivo Estatal y su dirigencia dejen su pasiva y timorata actitud, que generen estrategia, que le allanen el camino a quien tomará las decisiones finales construyendo desde ya acuerdos, que se pongan a trabajar, porque la izquierda intransigente no puede llegar a gobernar nuestro Estado.

Juan Carlos Arreguín

Licenciado en Derecho y Maestro en Amparo. Consultor Político con Diplomados en Derecho Electoral y Estrategia Electoral. Fue Secretario de Gobierno Municipal, Director de Desarrollo Político Estatal, Director de Análsis Politico Estatal, Coordinador Operativo del Programa Social Estatal.

Ver todas las columnas de Juan Carlos Arreguín

Nuestra red editorial

CodiceInformativoLogo
“30 contra 400”, la batalla por la que se nombró a Corregidora municipio Heroico